•   Inglaterra / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

El Sunderland tomó el fortín de Stamford Bridge (0-3), donde el Chelsea contaba sus partidos por victorias y sin encajar un solo gol.

Tras la derrota, el Chelsea desperdició la ocasión de dar un golpe de autoridad a la lucha por el liderato, reabierta ahora para el Arsenal, que ganó al Everton y el Manchester United, a pesar de su empate contra el Aston Villa.

Los seis partidos jugados hasta ahora por el campeón en Stamford Bridge habían supuesto un mal augurio para sus adversarios. Dieciocho puntos de otros tantos posibles. No parecía el conjunto de Steve Bruce el equipo más indicado para terminar con la racha camino del récord de diez consecutivas sin ver batida su puerta.

El Sunderland, una de las revelaciones del curso, sólo habían ganado uno de sus últimos veinticuatro partidos como visitantes. Fue el pasado abril, ante el Hull.

El defensa Nedum Onuoha marcó poco antes del descanso y eso desquició al campeón, que entró en una dinámica embarullada en busca del empate. Sin embargo, un contraataque finalizado por el ghanés Asamoah Gyan siete minutos después, sentenció el choque.

Danny Wellbeck, en el tramo final, redondeó el histórico triunfo del Sunderland. El revés deja al Chelsea con su renta reducida a dos puntos. Los que está el Arsenal después de su victoria, de la mano de Cesc Fábregas en Godison Park ante el Everton.

El defensa francés Bacary Sagna abrió el marcador pasada la media hora y Cesc redondeó el triunfo con su tanto tras el descanso. El Everton acortó distancias por medio de Tim Cahill en el tramo final. El Manchester United, aún invicto en el torneo, solo sacó un punto el sábado en su visita a Birmingham (2-2). Pero queda a tres puntos del Chelsea. En la tercera plaza, donde ha caído tras ser superado por el Arsenal.