•   Mlb.Com  |
  •  |
  •  |
  • END

Ron Washington arrancó la temporada 2010 en la “silla caliente”, pero pudiera terminar el año como el mejor manager de la Liga Americana.

Otro contendiente, Ron Gardenhire, también ha sido por varias campañas un candidato fuerte a llevarse este reconocimiento, pero nunca lo ha ganado. El resurgimiento de los Mellizos en la segunda mitad pudiera finalmente hacerlo acreedor de este premio.

Será interesante ver quién se llevará este honor hoy 17 de noviembre.

En un año en el que los Rangers tienen la oportunidad de adjudicarse varios honores, desde el candidato al Jugador Más Valioso en Josh Hamilton hasta el Novato del Año, que ya se llevó el dominicano Neftalí Féliz, podría argumentarse que ninguna de estas historias salidas de Texas se compara con la de Washington. No se trata de un reconocimiento como regreso del año, pero en este caso es como si lo fuera.

Washington acaparó los titulares después de un reporte a mediados de marzo sobre que había dado positivo por el consumo de cocaína en 2009, un reporte que él mismo confirmó más tarde. Los Rangers le ofrecieron su apoyo, y al final ganaron con su liderazgo, sin mencionar una mentalidad agresiva en el terreno de juego a la hora de correr las bases, un enfoque de perseverancia para una rotación abridora en transición, con jovencitos como Derek Holland, Tommy Hunter y el relevista convertido en abridor C.J. Wilson. El resultado fue uno de los equipos de los Rangers más balanceados de toda su historia.

Muchos esperaban que Texas fuera contendiente. Pero pocos se imaginaban que ganarían la división, es por eso que el argumento de Washington para llevarse este honor es muy sólido.

Pero por ningún motivo debe suponerse que el timonel de Texas tiene ya este premio en la bolsa. El sexto título de la División Central de la Liga Americana en nueve años para Gardenhire fue uno de los logros más completos de su equipo, tanto a la ofensiva como a la defensiva.