•   Mlb.com  |
  •  |
  •  |
  • END

Lo fuerte y lo débil de las temporadas de CC Sabathia y el venezolano Félix Hernández pueden ser tema de un largo debate, y no sólo en Nueva York o Seattle. Si se agrega el valor de lo que hicieron Jon Lester y Clay Buchholz en Boston, se produce una discusión que podría durar hasta el anuncio del ganador del Premio Cy Young esta tarde.

Pero al fin y al cabo, el debate sobre el galardón de 2010 se reduce a lo siguiente: ¿Cuánto importan las victorias? Se produjo una discusión similar hace un año, cuando el dominio de Zack Greinke le valió el Cy Young, a pesar de que terminó séptimo en la liga en victorias con 16, tres menos que los líderes.

Un año después, los nombres son diferentes, y las diferencias en algunos de los números son mucho mayores. Ahora se trata de Hernández, el as de los Marineros que dominó las ofensivas contrarias durante la mayor parte de la temporada, pero recibió poco apoyo ofensivo en Seattle.

El resultado para el “Rey Félix” fue una marca de 13-12; terminó en el 18vo lugar en triunfos, ganando ocho menos que el líder, Sabathia.

Pero Hernández no sólo encabezó las Grandes Ligas con efectividad de 2.27 y 249.2 entradas lanzadas, sino que le faltó un ponche para llevarse dos tercios de la Triple-Corona de pitcheo.

El argumento a favor del venezolano podría estar en las estadísticas modernas. Si crees en el valor de: Victorias por Encima del Reemplazo o WAR (siglas en inglés), Hernández podría ser tu selección.

Si crees en las puras victorias en las estadísticas de un lanzador, entonces Sabathia, el único ganador de 20 juegos en el Joven Circuito, podría ser el indicado con sus 21 triunfos, aunque tenía un tremendo equipo para lograrlo.