•  |
  •  |
  • END

El nerviosismo que evidenciaba en su rostro durante su debut en el pugilismo profesional, es historia. Ahora Arnoldo Solano, quien posee un registro de 6-0 como profesional, sonríe, muestra su puño y se golpea un poco el pecho, en clara señal de que está listo y dispuesto a enfrentar cualquier reto.

Precisamente este jovencito que se adiestra en el gimnasio Róger Deshón de San Judas, tendrá el próximo 25 de noviembre durante la 89 Convención Anual de la AMB, una prueba llena de exigencia, porque fue escogido como el rival que intercambie metralla con el invicto mexicano Alonso López, 8 (3 KO), hijo de la leyenda del box azteca, Ricardo ‘Finito’ López.

“Será una buena oportunidad para lucirme, para que los aficionados y personalidades del boxeo mundial vean mi capacidad y que puedo vencer a un rival con más experiencia que yo”, declaró Solano.

El combate se realizará en las 112 libras y a cuatro asaltos. Sin embargo, uno de los aspectos llamativos en Arnoldo, es que posee un buen boxeo, por algo fue uno de los pocos boxeadores que en aficionado logró vencer al invicto prospecto Carlos “Chocorroncito” Buitrago.

“Esa vez que le gané a “Chocorroncito” fue una pelea difícil, pero demostré que tenía cualidades para sobresalir en el pugilismo”, afirma. 
¿Qué es lo mejor tuyo en el ring? 
“Tengo mucha movilidad, soy rápido de manos y piernas, pero en el boxeo profesional todo es diferente, así mi intención es mejorar poco a poco hasta convertirme en un gran peleador”, explica Solano.