•  |
  •  |
  • END

Denis Martínez ha sido de los que no se rinden hasta alcanzar su sueño. Como hombre y como atleta, es hoy en día todo un símbolo, digno de elogiar, un ejemplo que bien vale la pena imitar.

Ayer en conferencia de prensa en el Hotel Barceló-Managua, el latino más ganador de las Grandes Ligas con 245 victorias y 193 reveses en 23 temporadas con los equipos Orioles de Baltimore, Expos de Montreal, Indios de Cleveland, Marineros de Seattle y Bravos de Atlanta, esbozó una gran sonrisa y expresó con total firmeza que su ilusión se ha hecho realidad con el despegue de la Academia de Béisbol Nicaragüense para jóvenes de 14 a 17 años.

“Los chicos tendrán la oportunidad de demostrar que poseen talento y lo importante es que en la Academia estarán los entrenadores para trabajar en mejorar sus condiciones y capacidad de juego, además que tendrán las condiciones necesarias para que tengan un mejor rendimiento y estudien”, declaró Denis.

El proyecto es ambicioso pero a la vez arriesgado, sin embargo, este tipo de esfuerzos e inversiones servirán para que poco a poco nuestro béisbol tenga mejores representantes dentro y fuera. Así mismo, los jovencitos que firmen para las diferentes organizaciones irán con una mejor base para pelear su ascenso.

“La idea es tener calidad y no cantidad, porque se trata de trabajar con peloteritos que tienen talento, que pueden llegar, si se lo proponen. Todo dependerá del grado de disposición y asimilación que muestren para triunfar en este deporte”, agrega.


De momento, la Academia tendrá como entrenador de cabecera a Rafael Mendoza, un joven nicaragüense, capaz, estudioso y entusiasta del béisbol, así como el dominicano Pablo Parede, quien estará encargado del proyecto.

Para escoger a los jugadores que estarán en la primera camada de la Academia, los organizadores empezaron a realizar “try outs” (Prueba física) en Managua, León, Matagalpa, Granada, Chinandega, Masaya, Rivas, entre otros. La idea es reunir a unos 25 a 30 peloteros que estarán reconcentrados en el hotel de Denis, Lamar Lake Resort, ubicado en el kilómetro 123 del empalme a La Virgen, porque las instalaciones de este proyecto se empezarán a construir el próximo año.

“Nicaragua es un país donde el deporte ‘rey’ es el béisbol, creemos que se pueden sacar tremendos peloteros. Lo importante es que tengan disciplina y se complemente con los estudios”, indicó el ‘Chirizo’.

Actualmente Denis trabaja como entrenador de pítcheres en la organización de los Cardenales de San Luis, pero en la Academia tendrá un buen respaldo de los Padres de San Diego.