• |
  • |
  • END

El Bóer ha sido un buen sepulturero, al menos cuando juega contra Granada, porque le tiene bien agarrada la medida del ataúd para después enterrarlo. Ayer no fue la excepción, la Tribu doblegó a los Orientales con pizarra de 2-0 ayer en el Estadio Nacional Denis Martínez de Managua.

Para los Indios significó su triunfo número seis de un total de ocho compromisos contra los sultanecos, que no lograron salirse del fondo de la tabla de posiciones 6-12. El desafío lo abrió el dominicano Francisco Castillo, laboró 4.0 innings de dos cañonazos y cuatro bases, pero fue Mario Peña (2-1), quien se apuntó la victoria con un mejor desempeño de 4.0 entradas de dos boletos e igual ponches. Berman Espinoza cerró el encuentro en medio de algunas turbulencias para acreditarse su tercer salvamento.

El Bóer necesitó de una sola entrada para hacer el suficiente daño a Granada, porque en el séptimo capítulo se selló la historia del desafío. El dominicano Manuel Mejía abrió con doblete y avanzó a tercera base por el error de Ofilio Castro, a quien se le cayó la pelota en un intento de robo del jugador del club capitalino.

Lenín Aragón negoció boleto, con ese escenario el timonel Noel Areas montó una jugada poco usual, squeez play, con Yasmir García en el cajón de bateo en sustitución de Juan Oviedo, quien tocó a la perfección para empujar al antillano al plato.

Acto seguido un cañonazo de Darrell Walter trajo desde la intermedia a Lenín, que tuvo que emplearse a fondo para evitar ser puesto fuera por Marlon Abea en el pentágono. De esa forma la Tribu se encargó de clavar la última daga en el corazón a los Tiburones, que no han podido sacarle provecho al buen equipo que conformó para esta VI Liga Profesional. El revés lo cargó el dominicano Rodney Rodríguez (2-3).

Para el martes el Bóer se mide a los Tigres en Managua a las 6 de la tarde y Oriental ante León en Granada a la misma hora.