•  |
  •  |
  • END

El Managua F.C. fue eliminado en su intento de clasificar a la final del Torneo Apertura, a pesar de que tuvo para hacer más ruido en la Cuadrangular. Pero falló en un principio básico, para ganar simplemente hay que hacer los goles en las oportunidades que creas, porque de lo contrario verás cómo te los hacen en la menor apertura que le des a tu rival.

Los Leones Azules tuvieron un duelo decisivo contra Ferreti hace diez días, disputando la segunda plaza de la Cuadrangular y el único cupo clasificatorio a la final, y en un partido, por cierto bastante parejo, fueron los rojinegros los que sacaron los tres puntos aunque el Managua también tuvo para llevarse la victoria con varias opciones claras desperdiciadas.

Pero esa fue la tónica de los Azules en los juegos decisivos. Ante Diriangén en el primer juego de la Cuadrangular pudieron hacer dos o más goles en el tiempo inicial con tantas opciones claras pero igual echadas a perder y después los diriambinos en dos de las pocas que tuvieron le dieron vuelta al marcador para llevarse el triunfo 2-1 en Managua.

La historia fue similar este domingo en Diriamba en el segundo partido entre Leones y Diriangén. El primer tiempo fue para los Caciques e incluso debieron abrir el marcador con un penalti fallado por su goleador, Hebert Cabrera, pero en el complementario Managua se fue encima y dominó como para llevarse el triunfo, y para colmo en un par de ocasiones la defensa local sacó la pelota cuando desde la línea de anotación se dirigía a las redes.

Sin puntería y sin suerte los Azules completaron un Torneo Apertura que sorprendió a propios y extraños clasificando entre los dos primeros en la etapa regular, y en la Cuadrangular quedó la sensación que pudieron hacer más. Fue clave en los últimos juegos (Ferreti y Diriangén) el hecho que no hicieron ni
un gol cuando dependían de ganar para meterse a la final.