•  |
  •  |
  • END

En el último día de sesión de la 89 Convención Anual de la AMB, el ejecutivo decidió, ante la decisión del mexicano Giovanny Segura de abandonar el cetro mundial de las 108 libras, que los púgiles y monarcas interinos Román ‘Chocolate’ González, 27 (23 KO)-0 y Juan Carlos Revecco, 25 (15 KO)-1, deberán enfrentarse a más tardar el mes de febrero.

Este combate de orden mandatario servirá para sacar al campeón absoluto minimosca de la AMB y aunque no se garantizó el lugar de la pelea, la tendencia es que se realice en Japón, bajo la promotoría de Teiken Promotions ,que pertenece a Akihito Honda, quien maneja la carrera internacional del monarca pinolero.

“La AMB ha decidido que Román González y Juan Carlos Revecco deben enfrentarse a más tardar en febrero para que la categoría minimosca tenga a su campeón absoluto, porque Geovanny Segura abandonó el título para hacer carrera en las 112 libras”, declaró el presidente ejecutivo de la AMB, Gilberto de Jesús Mendoza.

La decisión del organismo mundial está altamente sustentada y aunque el apoderado de Revecco, el argentino Osvaldo Rivero, desea que la AMB conceda una pelea preparatoria a su pupilo antes de encarar un compromiso de alto riesgo con el peleador nicaragüense, todo indica que eso no prosperó.

“Si la pelea ha sido ordenada por la AMB vamos a trabajar en ese sentido. Creo que Román tiene más posibilidades de superar a Revecco, porque ha estado en más actividad que el argentino”, admite el co-apoderado del campeón mundial interino.

Por su parte, el pequeño carnicero enguantado recibió la noticia con agrado y dijo empezar desde ya con un ritmo de preparación que permita llegar a ese combate afilado.

“Mi entrenamiento será para conseguir mayor rapidez y fortaleza, porque Revecco es un buen peleador, que se mueve mucho y debo meter mucha presión para frenarlo y vencerlo”, afirma ‘Chocolate’.

Según Román, su plan de ataque será intenso desde que suene la campana, porque considera que el argentino se amilana cuando le ponen presión y se le castiga abajo.