•   AFP / END  |
  •  |
  •  |
  • END

Juan Manuel Marquez y su equipo celebran la victoria sobre el australiano Michael Katsidis.

En lo que fue un verdadero peleón, el mexicano Juan Manuel Márquez dio un nuevo paso rumbo a un posible tercer choque con Manny Pacquiao, al vencer el sábado por nocaut técnico en el noveno asalto al australiano Michael Katsidis en la arena del hotel MGM Grand de Las Vegas, reteniendo así los cetros de peso ligero de la Asociación Mundial (AMB) y la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Aunque sin el marco de otras veces --el fin de semana de Acción de Gracias conspiró bastante contra la cantidad de asistentes-- la presentación de Márquez resultó espectacular, porque protagonizó un choque vibrante de principio a fin, en el que terminó imponiendo su mayor talento, técnica e inteligencia, aunque no sin antes pasar un buen susto.

En un tercer asalto que fue, simplemente espectacular, Katsidis sorprendió al mexicano con un poderoso cruzado de zurda que lo puso de ancas en la lona. Márquez se levantó con piernas tambaleantes, pero terminó resolviendo la situación con un enorme oficio, caminó el ring a la perfección y no se guardó nada cuando le tocó contraatacar.

El combate continuó siendo una guerra, aunque con el correr de los asaltos Márquez comenzó a conectar cada vez con mayor facilidad unas combinaciones de ganchos al cuerpo y rectos a la cabeza de notable factura y precisión.

A la larga, el mexicano logró su cometido de frenar la potencia inicial de Katsidis mediante el golpeo a los flancos y allí fue como pudo trabajar con mayor tranquilidad.

En el noveno asalto, Márquez desbordó a Katsidis después de tanto castigo acumulado. Conectó decenas de golpes, hasta que el árbitro Kenny Bayless se apiadó de él y detuvo la contienda. Tras el combate, Márquez confirmó que quiere enfrentar a Pacquiao por tercera vez.

Derrotan a Caballero
La gran sorpresa de la noche fue la que dio el local, Jason Litzau, quien derrotó por puntos en decisión dividida, al panameño Celestino Caballero en una pelea a 10 asaltos sin títulos en juego y encuadrada en la categoría Ligero Jr.

Evidentemente, el debut en las 130 libras no le sentó bien a Caballero, que después de la pelea señaló que se sintió "demasiado pesado", por lo que no pudo moverse como lo hace habitualmente, aunque no estuvo de acuerdo con el resultado.

En la pelea semiestelar, Andre Berto consiguió una fácil victoria por nocaut en el primer asalto ante el desconocido mexicano Freddy Hernández, quien sólo duró 53 segundos.

Una vergüenza de retador, por cierto, ya que Berto exponía su cetro de los Welters del CMB. Una tremenda derecha en forma de cruzado estalló sobre el mentón de Hernández que se fue a la lona y se levantó en malas condiciones, obligando al árbitro a detener las acciones.