•   El País  |
  •  |
  •  |
  • END

El técnico del Real Madrid José Mourinho se mostró contrariado tras la goleada sufrida por su equipo ayer en el Camp Nou ante el Barcelona.

El luso dijo que “no fue ninguna humillación. Es la mayor derrota de mi carrera pero es una derrota muy fácil de digerir porque es una derrota en un partido que no tienes posibilidades de ganar. Hay otras veces que te quedas con mal sabor de boca por causa de los palos, de alguna acción o del árbitro... En otras ocasiones con el Chelsea o el Inter he salido de aquí con derrotas que fueron complicadas de digerir. Estoy triste.”

Mourinho reconoció que en el partido ha habido “un equipo que ha jugado al máximo de su potencial y un equipo que ha jugado muy mal. Es una derrota muy merecida, pero repito que es fácil de digerir”. El luso aseveró también que pese a perder el primer puesto de la clasificación “el campeonato se decidirá al final. Vamos a estar siempre hasta el final. El Barcelona es un producto acabado y el Real Madrid, a pesar de jugar bien, no es un producto acabado. Pero el resultado de este lunes no es la diferencia que existe entre los dos equipos”, afirmó.

Sobre las sensaciones vividas en el banquillo durante la segunda mitad dijo que “estás en banquillo y sabes que pierdes. No es un partido de tensión y sabes que no tienes la sensación de ganar el partido. Lo intenté en el descanso, pero tras el 3-0 el partido se acabó. Lo único que intenté es que el equipo no perdiera el equilibrio y que terminara con dignidad. Te sientes impotente por no poder cambiar lo que no puedes cambiar”.

“Espero que este partido no afecte en lo psicológico a los jugadores. Tras el partido les he dicho que no ha acabado el campeonato. Hay que tener carácter. Cuando ganas cosas importantes tienes razón para llorar de alegría, cuando te meten cinco tienes que salir con ganas de jugar el siguiente partido. Me gustaría jugar mañana y no tener que esperar tanto. Ahora tenemos que volver a entrenar, jugar y ganar”, aseguró Mourinho.

El entrenador blanco dijo que el Real Madrid regaló “dos goles cerca del ridículo. Hemos perdido muy fácil con fallos de uno contra uno. Con el 2-0 y con un equipo como el Barcelona tienes dos opciones, quedarte con el 2-0 o adelantarte y presionar y que te metan más”.