•  |
  •  |
  • END

El Ferreti sacó una victoria agónica de 1-0 sobre Diriangén en el primer duelo de la final del Apertura tras una jugada fortuita que aparentemente tenía en fuera de lugar a Juan Barrera cuando al minuto 77 mandó la pelota a las redes, marcando el único tanto que pone a los capitalinos a 90 minutos de adjudicarse el título del torneo.

Fue un partido disputado, con un primer tiempo intenso, con muchas llegadas, tres tantos anulados, dos al Ferreti, incluido uno polémico en la que Barrera le quita el balón de las manos al portero, Marcos Landeros sobre la línea de gol para anotar pero el árbitro, Franklin Jarquín dijo que no valía porque consideró que había una falta de por medio.

Pero Diriangén tuvo para resolver el duelo en la primera parte cuando tuvo llegadas de Darwin Ramírez, Herbert Cabrera, Jorge Portocarrero y Remmy Vanegas, y todo intento por hacerse prevalecer fue inútil gracias a la oportuna intervención del guardameta Denis “El Pulpo” Espinoza o porque sencillamente fallaron los atacantes diriambinos que mostraron la brújula perdida.

El encuentro no fue tan vistoso como se esperaba, aunque sí con muchas amenazas a gol. Por buen rato ambos clubes jugaron al balonazo, con la media cancha muy poblada, y enviando el balón a largas distancias para tratar de sacar de balance a sus rivales y aprovecharlo.

Sin embargo, era evidente que la dupla más ofensiva del torneo, Cabrera-Ramírez no estaba en su mejor partido. Herberth con disparos lejos de la portería, mientras que Darwin estaba jugando lesionado, que lo obligó a mostrarse muy por debajo de sus condiciones.

Para el complemento, Diriangén no fue el mismo. Poco a poco Ferreti sin ser categórico fue retomando el ritmo mientras su rival apostaba al contragolpe pero fue casi nada lo que hizo en esa postura y fue cediendo cada vez más terreno.

La anotación llegó al minuto 77 cuando Ferreti tenía más posesión de la pelota. Provino de una jugada por la banda derecha, intentó un centro que encontró como muro a la defensa del Diriangén pero la pelota quedó en el área, y después de un intento de despeje, la bola le quedó a Barrera para disparar de pierna derecha y poner el único gol del juego.

Los rojinegros de esa forma frenaron una racha negativa que los tenía con más de 260 minutos sin anotarle al Diriangén, que también vio concluido su buen momento en nueve duelos sin caer. Ahora sólo resta el partido de vuelta en Diriamba para definir al campeón Apertura, el problema es que los diriambinos cerraron sin Darwin Ramírez por lesión y fue evidente que Herberth Cabrera terminó resentido por una falta fortísima de Eustace Martin.