•  |
  •  |
  • END

¿Están todavía impactados? Los entiendo. Yo también creí que Cliff Lee estaba bromeando dándole la espalda a la oferta de 150 millones por 7 años de los Yanquis, para tomar una menor en dinero y longitud con los Filis.

Pero no, Lee que impresionó sorprendiéndonos, demostrando que quedan jugadores capaces de no precipitarse detrás del último billete, cuando puedes cobrar cifras que quizás no llegues a gastar, y sientes que vas a estar en un lugar que te guste más que Nueva York, y con menos presión que con los Yanquis, no estaba bromeando.

Firmó con Filadelfia ignorando también a los Rangers de Texas. Primero se dijo que la propuesta preliminar era de 100 millones por 5 temporadas, y más adelante se habló de 120 millones por el mismo tiempo, más una opción.

Ni con los Filis, ni con los Yanquis, sería líder de rotación al ser bloqueado por Roy Halladay y C. C. Sabathia, aunque sí con los Rangers, pero podría ser el mejor brazo número dos de cualquier rotación, enfrentando a Lackey o Lester en Boston, si Beckett toma la jefatura.

Halladay hoy, Lee mañana, y detrás Roy Oswalt y Cole Hamels. ¡Qué clase de rotación! Con Kyle Hendrick disponible como quinta escopeta, y J. A. Happ restaurado, los Filis están trabajando el cambio de Joe Blanton.

¿Volveremos a ver cuatro ganadores de 20 juegos en un mismo staff? No, en esta época, eso es tan improbable como aprobar un salario mínimo decente a nuestra golpeada clase trabajadora. Desde 1971, con Palmer, McNally, Cuellar y Pat Dobson lanzando para los Orioles, eso no ha vuelto a ocurrir, recordando que previamente, sólo los Medias Blancas de 1920 con Lefty Williams, Red Faber, Dickie Kerr y Ed Cicotte lo habían conseguido.

Los Filis, con suficiente bateo y una excelente defensa, no necesitan tanta brillantez en el montículo para comenzar a vender boletos para la postemporada. Esa rotación es comparable con la de Atlanta, que le permitió a Bobby Cox, tantas incursiones en los Play Offs.

Los Yanquis, por mucho que muestren las cifras de Phil Hughes, no tienen un segundo brazo autoritario, en tanto los Rangers siguen careciendo de un líder. Gana también Boston que no verá a dos zurdos capaces de retorcer bates como Sabathia y Lee, cuando enfrenten a los Yanquis 18 veces.

Puede que Lee no sea tan durable, pero uno piensa que en 2011 y 2012, será un factor decisivo como respaldo de Halladay.


dplay@ibw.com.ni