•   ROMA / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Nápoles, que derrotó 1-0 al Lecce, y Lazio que hizo lo propio ante Udinese por 3-2, este domingo en la 17ª jornada de la Serie A italiana, se pusieron segundo y tercero de la tabla de clasificación a tres puntos del líder AC Milan, que cayó el sábado 1-0 ante la Roma en San Siro.

Mientras tanto, la “Juve” empató 1-1 en otro de los encuentros dominicales y quedó cuarta. Milan tiene 36 puntos, Nápoles y Lazio tres menos, el primero de este dúo con mejor saldo de goles (9 contra 8), y la “Vecchia Signora” 31.

Los napolitanos, por su parte, se impusieron ‘in extremis’ 1-0 al Lecce, 19º y penúltimo, con un excelente gol del delantero internacional uruguayo Edinson Cavani, ya en los descuentos (90+3), y después de muchas temporadas vuelven a alternar en los puestos más altos de la tabla.

En Roma, a pesar del tempranero gol del brasileño Hernanes en el minuto 2, que parecía que marcaría el desenlace del encuentro, el Udinese se mantuvo firme e igualó mediante un tanto del chileno Alexis Sánchez en el minuto 49 de juego. Pero, la alegría duró poco para los visitantes y Giusseppe Biava volvió a adelantar al Lazio en el minuto 52, aunque el argentino Germán Denis puso una vez más el empate a dos en el minuto 61.

Sin embargo, a falta de dos minutos para el final del encuentro, un mal despeje con la cabeza del defensa colombiano Cristian Zapata permitió a los locales llevarse la victoria y quedar en la tercera posición.

El sábado, la Roma, con 29 puntos, se ubicó quinto a 7 del Milan y sigue en el grupo de candidatos al título. El conjunto “rossonero”, por su parte, se inclinó por segunda vez como local en un partido de alto nivel, tras haber caído el pasado 30 de octubre por 2-1 ante la “Juve” también en San Siro. Asimismo, el ascendido Cesena (18º) derrotó 1-0 al Cagliari (13º). El único gol del encuentro lo anotó el chileno Luis Jiménez en el minuto 18 del primer tiempo. Si bien esta victoria vale oro, el equipo sigue en situación de descenso.

El duelo que cerraba la fecha, el clásico genovés Samdoria-Génova, fue postergado por mal tiempo.