•  |
  •  |
  • END

Entre lágrimas y besando la tierra, que no pisaba hace cuatro años, llegó a anoche al país Ricardo Mayorga, anunciando que está más feliz que nunca, porque antes de salir de Estados Unidos firmó contrato para pelear contra el monarca Súper Walter de la AMB, Miguel Cotto, al que enfrentará el 12 de marzo en Las Vegas.

Regresó y parece que el tiempo no ha pasado, sigue siendo el mismo “Loco”, pidió un cigarro en cuanto no más salió del Aeropuerto Internacional, preguntó entre los presentes, “¿Mayorga es loco o no es loco?… Es loco y medio” se respondió solo y luego se abrió paso entre un centenar de personas que querían escuchar sus “farsantadas”, como decían algunos después de estar haciéndole rueda.

“Ya firmé contrato para mi pelea con Cotto. Ya no voy con Félix Sturm. Después que se aliste Pacquiao, porque voy por él”, dijo a un sinnúmero de periodistas que le recibimos en la salida del VIP. Sin embargo, se le preguntó si de verdad se creía con capacidad para enfrentarse a Cotto y respondió sin titubear que si bien es cierto se sentía gordo, pesado, para contra Cotto será diferente. Y lo que dijo después su abogado, Carlos Mario Peña, quien le acompañaba junto a algunos familiares, dejó con la boca abierta a casi todos.

“El presidente Daniel Ortega habló con Mayorga después de la pelea con Michael Walker, y nos dijo que si le gana a Cotto, trae la pelea con Pacquiao a Nicaragua”, afirmó Peña.

Mayorga se notaba muy sensible por estar tres años y diez meses sin venir a Nicaragua. Entre sollozos dijo: “Me había imaginado por mucho meses este regreso a mi país. Estoy feliz por mi regreso a Nicaragua, y le agradezco a Dios, a mi madre, pero también al Presidente Daniel Ortega por haberme apoyado”.

El ex campeón mundial explicó que no estará mucho tiempo en el país porque tiene que prepararse para enfrentar a Cotto en marzo, por eso se regresará en los primeros días de enero para enfrentar el reto como se merece.

“Sé que Cotto cuando vino acá por de la Convención Anual de la AMB, dijo que quién era yo. Pero lo entiendo, es la misma política que yo uso cuando ataco a mis rivales, pero el día de la pelea en el ring ahí se las va a ver conmigo”.