•  |
  •  |
  • END

Dispuestos a desaparecer la supremacía que hasta este momento han logrado los Tigres de Chinandega en la VI Liga Profesional, el equipo Oriental con cañoneo de alto alcance se proyectó hacia una victoria con pizarra de 5-1, que lo coloca a dos partidos de distancia del primer puesto.

Marlon Abea (4) y Sandor Guido (4), pusieron a viajar la esférica más allá de las dimensiones del jardín izquierdo y derecho del estadio Roque Tadeo Zavala, que fueron como puñaladas al corazón de los felinos que jamás lograron recuperarse.

Mérito aparte se merece el desempeño monticular de Rodney Rodríguez (6-3) quien con labor de 6.1 entradas ahoga las esperanzas de los Tigres, que esta noche reciben a los sultanecos en su propio reducto a partir de las 6 de la tarde.

Rodríguez volvió a lucirse, dejando muestras de su utilidad y calidad desde el box, un hecho significativo para el Oriental que perdió la escopeta del dominicano Juan Figueroa.

Además, el tirador sultaneco se ha apoderado del liderato de ponches con 63, mientras su efectividad quedó establecida en 1.74, producto de 12 carreras limpias en 62 entradas trabajadas. Carlos Pérez, el estelar relevista de Granada, es el líder con 1.04, al aceptar 6 limpias en 52.1 innings.

Los sultanecos golpearon desde que comenzó el juego al pitcheo del perdedor Miguel Pérez (3-5), al pisar el plato dos veces empujados por sencillos de Justo Rivas y Napoleón Calzado. Los Tigres descontaron y fue la única vez durante el compromiso en el segundo episodio, gracias a base a Ronald Garth, robo y después un error en tiro del patrullero central.

Marlon Abea con jonrón de dos carreras en el quinto aumentó la diferencia, mientras que Sandor Guido en el sexto colocó la lápida sobre la tumba de los Tigres. Ofilio Castro, quien estuvo de 3-1 se apoderó del liderato de bateo con .350 (143-50), mientras Jimmy González falló en cuatro ocasiones y ahora resume .346 (153-53).