•  |
  •  |
  • END

Qué diferente lució el Bóer anoche ante León. Se amparó en un pitcheo excepcional de cuatro hits y una base otorgada de Diego Sandino, quien tiró todo el juego y ganó 4x0, su primera lechada en sus años de participar en la Liga Profesional, pero lo más importante, fue que literalmente resucitó a los Indios de una crisis que los tenía con cinco derrotas en fila y 11 reveses en sus últimos 14 partidos.

Ante la crisis cualquier señal positiva puede ser inspiración para recuperar el aliento, y seguramente así lo interpretó el manager Noel Areas que veía cómo su abridor estelar sometía en cada entrada a la ofensiva de los Leones, mientras extrañamente el Bóer respondía aunque fuera a cuenta gotas.

Los capitalinos hicieron la primera carrera en el segundo ante los envíos de Ronald Lowe por sencillo de Alexis Sánchez, y tras ponche a Manuel Mejía, disparó doble remolcador Lenín Aragón a quien pusieron fuera en tercera al intentar hacerlo triple.

Aunque la ventaja mínima 1x0 para cualquiera es un reto, a Diego le sirvió de inspiración. A partir de que el Bóer anotó, Sandino mejoró su pitcheo al punto de dominar desde el segundo al sexto episodio, a 12 hombres en fila, hasta que Winton Dávila le disparó sencillo. Fue apenas el segundo del hit juego.

Para ese entonces, el Bóer había hecho dos más en la parte alta del sexto. A los sencillos de Oscar Mairena y José Campuzano, se sumó después de un out, otro hit empujador de Jilton Calderón y la tercera carrera del juego llegó por error del cuadro.

El Bóer hizo su última anotación en el séptimo por hit de Lenín Aragón, sacrificio de Juan Oviedo y sencillo remolcador de Mairena con el que se fue a las duchas Lowe (2-2). Con el 4x0 y Sandino tirando para 2 hits era difícil pensar en una rebelión pero con los Leones en León, nada está dicho hasta que caiga el out 27. Y tuvo León, en el cierre del séptimo, la mejor oportunidad cuando llenaron las bases con dos hits y una base, la única que dio Diego, pero Ramón Flores falló en rola a la primera.

Sandino se apuntó su quinto triunfo de la campaña, sacando los últimos dos episodios de forma perfecta y el Bóer empató en el tercer lugar con los Leones.

Ante la crisis que pasa el Bóer, que resumía hasta ayer, cualquier buena señal es vista como una luz.