•  |
  •  |
  • END

El reconocimiento es un aspecto importante, se convierte en una especie de motivación que empuja al individuo a entregarse con más fuerzas, persiguiendo resultados alentadores.

Esa debe ser la idea que impera y ahora con más fortaleza en la dirigencia de la Federación Nicaragüense de Baloncesto (Fenibal), que dirige con tesón Marcela Mejía, porque en las pasadas elecciones de la Asociación de Cronistas Deportivos de Nicaragua (ACDN), recibió el respaldo de los votantes para acreditarse tres nombramientos.

Deporte, Atleta Amateur y Activista del Año fueron los galardones que atrapó este 2010 el baloncesto. Ese hecho significó un gran aliciente para esta disciplina, que contó con el debido respaldo gubernamental, según el presidente del Instituto Nicaragüense de Deportes (IND), Marlon Torres.

El baloncesto ganó la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos de Panamá y de forma invicta. Ese resultado fue sencillamente fuera de serie, un comportamiento llamativo y por primera vez en la historia de Nicaragua este deporte obtenía la máxima distinción.

También Fenibal con su representación en los Juegos Escolares Centroamericanos Deportivos, se apoderó de la presea dorada y una vez más de manera intachable. Después Noel McKenzie con su rendimiento en los diferentes eventos nacionales e internacionales, atrapó la nominación al Mejor Atleta Amateur.

Finalmente, Marlon Moraga, quien ha estado en constante relación con el maxibaloncesto y hasta organizó hace un mes un torneo internacional, fue escogido como el Activista del Año.

Sin duda que en 2010 el baloncesto obtuvo grandes avances en cuanto a resultados y con mérito propio consiguió todos esos reconocimientos.