Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Con la necesidad de jugar cuanto antes en una cancha con grama sintética, igual a la del estadio de Curazao, donde se medirán en el duelo eliminatorio a las Antillas Holandesas el 26 de marzo, la Federación Nicaragüense de Fútbol (Fenifut) está gestionando dos partidos de fogueo de la Selección Nacional con el Deportivo Saprissa, de Costa Rica.

“Tenemos que jugar en una grama sintética para acoplarnos a la velocidad del balón. En el estadio de los Caciques, la pelota se mueve rápido pese a que es grama natural, pero no es lo mismo, por eso nos interesa el fogueo con Saprissa”, comentó el técnico Mauricio Cruz.

El interés de tocar la pelota en un campo de grama artificial es tanto, que el presidente de Fenifut, Julio Rocha, ha solicitado a los encargados de poner la grama artificial en el estadio nacional que se construyen en el campo de la UNAN-Managua, entregarlo antes del 15 de marzo.

Para el combinado Azul y Blanco jugar en un campo con esas características es beneficioso, siempre que jueguen el balón rasante, distinto al estilo de los antillanos que van mucho con balones arriba por el dominio que tienen en ese tipo de juego.

“Es más beneficioso para nuestro equipo jugar en un buen campo, porque nos facilitará tocar por abajo con precisión, y eso tenemos que explotar para dominar y sacar el partido”, agregó Flavio Da Cruz, técnico de los Tigres do Brasil, y apoyo de Cruz con la Selección.

Con el primer duelo de las eliminatorias 1-0 a favor de Antillas Holandesas sobre los nicas, el panorama en el ranking de la FIFA ha cambiado. La Azul y Blanco, luego de estar como número 158 ha descendido hasta el puesto 176, en tanto los caribeños, del 179 que ocupaban antes del encuentro, ascendieron 18 lugares y se ubican en el 161.

“El compromiso es cambiar la historia en el juego de vuelta. La ventaja es que ahora los conocemos y sabemos cómo podemos sacarle el partido”, explicó Da Silva.