•   Miami / END  |
  •  |
  •  |
  • END

Según las estadísticas puede que sean más del 85% las personas que tienen un buen recuerdo de 2010, pero quizás el otro 15% lo que quieren es pasar la página y pensar en un mejor porvenir en este nuevo año que se avecina.

Y es que durante los 365 días que tuvo este año, el globo terráqueo se vio envuelto en noticias que captaron la atención de todos. Iniciando el año 2010, la solidaridad mundial se dejó sentir en el apoyo a las víctimas del terremoto que devastó Haití, muchos jugadores del béisbol de Grandes Ligas como David Ortiz, Miguel Tejada, unieron esfuerzos para socorrerlos, lo mismo hicieron jugadores de la NBA y de la NFL.

El pulpo Paul
La Copa del Mundo en Sudáfrica marcó muchos hitos en la historia del fútbol, pero más allá de que se disputara por primera vez en ochenta años en territorio africano o que España conquistara su primera Copa, el Mundial 2010 será recordado como el torneo del pulpo Paul.

La vida y muerte de este cefalópodo conmovió al mundo y su protagonismo fue tal que su predicción sobre el ganador de la final en Sudáfrica fue seguido por millones de personas en una cobertura en vivo que transmitieron las principales cadenas de televisión.

Los minutos previos al partido entre España y Holanda no generaron mucha expectativa, porque un día antes el pulpo Paul ya había pronosticado la victoria del equipo de Casillas, Iniesta y Xavi.

Gracias a sus presuntos poderes sobrenaturales, el pulpo Paul logró “predecir” los resultados de siete partidos.

El show de LeBron James
Después de ser seducido por varios equipos de la NBA, el alero LeBron James protagonizó un show televisivo el 8 de julio, para dar a conocer la decisión de jugar con los Miami Heat y de esa manera se unió a sus amigos Dwyane Wade y Chris Bosh, para iniciar una nueva era en la historia de los Miami Heat.

En el béisbol de Grandes Ligas
Durante el año en seis meses que duró la temporada regular nos vimos impactados no por uno, ni por dos, si no por seis juegos sin hits ni carreras, dos de los cuales con etiqueta de perfectos, es por eso que los expertos en la materia lo han denominado: “El año del pitcher”.

Los nombres de Ubaldo Jiménez, Dallas Braden, Roy Halladay, Edwin Jackson, Matt Garza, se grabaron con letras de Oro en los libros de la historia del béisbol de las Grandes Ligas, por sus magníficas actuaciones monticulares.

Siendo Roy Halladay el más destacado de todos, quien lanzó un juego perfecto en la temporada regular y un juego sin hits en los playoff, algo que no se lograba desde que Don Larsen pintara de blanco a los Dodgers de Brooklyn en 1956.

Además de las buenas actuaciones de los lanzadores, agreguemos otras presentaciones que impactaron en el béisbol.

El venezolano Armando Galárraga, lanzador de los Tigres de Detroit, estuvo a un out de ingresar a la lista de los lanzadores “perfectos”, el dos de junio, sin embargo, el umpire Jim Joyce lo privó de esa hazaña al equivocarse en una jugada de rutina. El cuatro de agosto, frente a los Azulejos de Toronto, Alex Rodríguez se convirtió en el jugador más joven y el séptimo en alcanzar la mágica cifra de 600 cuadrangulares.

El 26 de agosto el dominicano Albert Pujols rompió la barrera de los 400 cuadrangulares, uniéndose a Ken Griffey Jr. y a Alex Rodríguez, como lo jugadores más jóvenes en alcanzar esta proeza y en el jugador número 47 en la historia del béisbol en pasar la línea de los 400 vuelacercas.

Después de 18 años en las Grandes Ligas y haber participado en 1,032 juegos, el cerrador Trevor Hoffman, de los Cerveceros de Milwaukee, alcanzó la cifra de 600 juegos salvados para un “apaga-fuego” frente a los Cardenales de San Luis el siete de septiembre de 2010.

Una vez más y por décima temporada consecutiva el japonés Ichiro Suzuki logró conectar mas de 200 imparables en una campaña, fijando un récord casi inalcanzable para las futuras generaciones, a la vez obtuvo su décimo guante de Oro, en honor a su elegancia y destreza cubriendo los jardines.

Los que dijeron adiós

La temporada de 2010 significó el fin de la carrera de varias estrellas del diamante, como Ken Griffey Jr., quien después de 22 años en las Grandes Ligas y de haber impuestos varias marcas, anuncia su retiro el 3 de junio. Griffey ganó 10 guantes de Oro, fue seleccionado 13 veces al juego de las estrellas, ganó el premio al jugador más valioso en la Liga Americana en 1997, sin duda alguna las puertas del Salón de la Fama se abrirán en su debido tiempo para este excelente jugador.

El 20 de julio de 2010, Lou Piniella anunció su intención de retirarse como manager de los Cachorros de Chicago a partir del final de la temporada. Sin embargo, el 22 de agosto de 2010, Piniella decidió renunciar después del partido de ese día, manifestando que quería estar al lado de su madre enferma. Piniella tuvo record de 1,835 victorias y 1,713 derrotas en su carrera como timonel.

Bobby Cox dio a conocer sus intenciones de retirarse desde el inicio de la temporada, lo cual cumplió una vez terminada la temporada para sus Bravos de Atlanta, retirándose con un record de 2,504 victorias y 2001 derrotas en su brillante carrera como mentor.

Cito Gaston, quien ganó dos títulos de la Serie Mundial, en 1992 y 93, durante una época al frente de Toronto, que concluyó en 1997. Regresó al club como coach de bateo de 2000 a 2001 y volvió a tomar el timón en junio de 2008. Sin embargo, anunció este año su retiro definitivo de los campos de béisbol dejando un récord de 894 victorias y 837 derrotas en su historial de vida.

A mejor vida
Mención especial tienen aquellos que pasaron a mejor vida durante el transcurso de este año, Mike Cuellar, José Lima, Juan Antonio Samarach, George Steinbrenner, Manute Bol, Sparky Anderson y muchos otros que hicieron historia en el mundo deportivo. Las campanas de la iglesia están sonando, anunciando que el año viejo se va, la alegría de un año nuevo viene llegando, de mi parte les deseo un feliz y próspero año 2011.