•  |
  •  |
  • END

Los Tigres del Chinandega no están dispuestos a ceder ni un paso en su posición de líderes indiscutibles de la Liga Profesional. Ayer, con José David Rugama en la loma. Vencieron 9x5 al León y se alejaron a seis juegos de distancia de su más cercano rival, los Orientales, cuando faltan nueve partidos para ir a los playoff.

Rugama (6-1) tuvo el apoyo de sus compañeros desde el primero cuando hicieron dos carreras con hit, dos bases y un golpe que sirvieron para sacar del juego al abridor de los Leones, Juan Peralta, quien sólo pudo sacar un out.

Los Tigres sumaron cinco en el segundo, un episodio fatal para el relevo de León. En ese inning fueron claves hits consecutivos de Adolfo Matamoros, Jonathan Malo, Ernesto Garay, Jimmy González, Shawn Bowman y Wilson Batista, sellando el rally un doble de René Oriental que puso un muy temprano y casi lapidario 7x0.

Jimmy con el imparable del segundo inning remolcó dos y quedó bateando de 3-2, porque disparó otro hit en el tercero empujando su tercera carrera y luego en el quinto conectó elevado, produciendo la última carrera de los Tigres y su cuarta del encuentro.

Pero León reaccionó, aunque ya tarde, pues en el sexto hizo cuatro carreras, sacando de la lomita a José David Rugama, quien antes de ese episodio tenía en un incogible al León y sin permitirle carreras.

Rugama se llevó el triunfo con relevos de Oswaldo Mairena y Armando Hernández, mientras que por León perdió Juan Peralta (1-6), quien sigue sin poder aportar mucho a la causa leonesa.

Los Tigres con este triunfo, nueve juegos pendientes en esta fase y afianzados en la cima con seis partidos de diferencia respecto al Granada, queda muy poco para que los chinandeganos garanticen su cupo a la Final y espere a los otros dos clubes que se disputarán el único cupo disponible para enfrentarlos.

De última hora se conoció ayer, que los Tigres inscribirán hoy al pitcher Ricky Martínez, hijo de Denis Martínez, quien está firmado con los Cardenales de San Luis.