•  |
  •  |
  • END

La final de la Segunda División, entre Chinandega F.C. y Juventud, quedó lejos de las expectativas que se tenían de un encuentro en el que se supone los dos mejores equipos se disputan el título. No es por haber terminado sin goles en el primer duelo final del Torneo Apertura, sino por el poco fútbol que mostraron durante los 90 minutos en el Estadio Olímpico del IND.

Los chinandeganos apostaron a defensa y contragolpe, y al menos defendieron como pudieron, pero en contraataque, fue prácticamente nulo lo que ofreció. Sin opciones de anotar y sin idea de cómo hacerlo, quedaron a expensas de lo que haría Juventus, el club más goleador de todo el torneo, pero que lo ahogó la presión de estar peleando una final con tan pocos jugadores con experiencia en este tipo de juegos.

Al menos una jugada clara de gol tuvo Juventus en el primer tiempo pero se la regaló al portero chinandegano, mientras en el complementario llegaron en algunas ocasiones, y la más importante, una que estaban creando al contragolpe pero lo único que lograron fue la expulsión de Carlos Luna, nada más. Fue un partido muy flojo para dos equipos que se supone están peleando el chance de jugar en el fútbol de primer nivel.

El duelo de vuelta será el próximo domingo en Chinandega, donde los locales estarán obligados a ganar porque un empate del Juventus por cualquier marcador los dejaría con el título de Apertura en la mano.