•   BoxingScene.com.-  |
  •  |
  •  |
  • END

Cuando Antonio Margarito fue destrozado por Manny Pacquiao el 13 de noviembre en el estadio de los Cowboys, el rudo boxeador mexicano pudo apenas ver después de cuatro asaltos. Pacquiao fracturó el hueso orbital derecho de Margarito en ese cuarto round y ganó por decisión unánime para capturar el título vacante de 154 libras del WBC.

"Antes de finalizar el cuarto asalto, Antonio veía a dos Pacquiao al mismo tiempo," dijo el coapoderado de Margarito, Francisco Espinosa, a FanHouse. Al mismo tiempo, él estaba bromeando, bueno, es decir, ¿debo golpear a ambos?
Antonio es un gran boxeador con coraje y se mantuvo ahí para sus fans. Durante los doce asaltos, Pacquiao encajó 474 golpes en Margarito. La esquina de Margarito recibió mucha prensa negativa por permitir que el daño continuara por doce asaltos.

"Hemos tenido reacciones buenas y reacciones malas. La culpa es de la esquina, y ¿por qué no se detuvo la pelea?", dijo Espinosa. "Pero tuvimos una conversación poco antes de la pelea con Tony, y me dijo, salvo que me envíen a la lona tres o cuatro veces, detengan la pelea, pero no quiero que hagan nada. Francisco, no detengas mi pelea.”