•   Madrid / EFE.-  |
  •  |
  •  |
  • END

El Real Madrid retomó el 'chip' liguero, comenzó a preparar a puerta cerrada la visita del Villarreal del domingo tras encajar el jueves la segunda derrota, aunque intrascendente, de la era Mourinho en la 'Casa Blanca'.

El conjunto madridista, como estaba previsto, se ejercitó la mañana de ayer sin luz ni taquígrafos en la Ciudad Deportiva de Valdebebas, tan sólo horas después de haber perdido por 2-0 ante el Levante, derrota que no le impidió estar en los cuartos de final de la Copa del Rey tras haber ganado por 8-0 en la ida.

Según informa el Real Madrid, el receptor de los Cincinatti Bengals de la NFL Chad Ochocinco, amigo de Cristiano Ronaldo presenció la sesión y conoció a los jugadores y al propio Mourinho.

Al equipo de Mourinho, que con anterioridad tan sólo había perdido desde su llegada en el Camp Nou ante el Barcelona, le toca ahora centrarse en la difícil visita del Villarreal, tercero de la clasificación y uno de los equipos más en forma y crecido además por su remontada copera ante el Valencia.

No puede permitirse el Real Madrid fijarse lo más mínimo en el derbi ante el Atlético de Madrid en los cuartos de la Copa, cuyo primer capítulo se escribirá la próxima semana.

Antes debe mantener su fortaleza en casa y amarrar los puntos para mantenerse a la estela del Barcelona en su lucha por el título liguero.

El Villarreal es un equipo muy valorado dentro de la plantilla madridista, como reconoció el defensa argentino Ezequiel Garay en una entrevista con el patrocinador del club bwin.com
"Es un equipo que está muy bien ordenado y siempre se ha caracterizado por jugar muy bien al fútbol", comentó Garay, quien aseguró que deben "intentar que no tengan la pelota", porque pueden hacerles "daño".

"Tienen un medio campo hacia delante muy importante, y ahí es donde tenemos que intentar que no les lleguen balones. Eso les va a cortar mucho el juego", apuntó el argentino, quien aseveró que necesitan los tres puntos para "seguir ahí arriba" y no despegarse del Barcelona, que visitará al Deportivo.

El encuentro del domingo será una nueva prueba para todo el equipo y sobre todo para el delantero francés Karim Benzema, que volvió a mostrar su cara 'triste' en el campo del Levante, donde, tras una más que discreta actuación, fue reemplazado en el minuto 56 por el brasileño Kaká, que continúa acumulando tiempo de juego en su reaparición.