•  |
  •  |
  • END

De pronto, Armando Collado Lanuza, ex del Real Estelí y el mejor jugador de la Azul y Blanco en la Copa Oro 2009, no podrá jugar con ningún club dentro o fuera del país.

La razón es, sin mencionar una causa concreta, “por actos contra la deportividad”, y en un comunicado la Federación Nicaragüense de Fútbol directo al jugador lo inhabilita de toda actividad deportiva, lo censura de asistir a cualquier partido, estadio, le prohíbe acercársele a cualquier seleccionado nacional, sin contar una multa de 25 mil córdobas que tendrá que pagar.

Pero en el documento que le enviaron a Collado, quien está fuera del país, solo menciona que fue señalado por un testigo de haber cometido actos contra la deportividad sin explicar a qué se refiere el término, algo que da paso a cualquier especulación.

Aunque no se logró conseguir la aclaración de la Federación sobre qué acto antideportivo metió Collado, entre bastidores se maneja que la causa se desprende de la forma en que perdió Nicaragua 5-0 ante Guatemala en Miami hace algunas semanas. Si algo de lo que ocurrió en ese duelo atentó contra la deportividad, se puede deducir el porqué después de ese revés se haya separado inexplicablemente a varios jugadores destacados de la Azul y Blanco.

Al parecer está sanción no será la única que aplicarán los federados pues asegura una fuente de mucho crédito, que otros de los castigados saldrán de la misma selección que arranca este viernes su participación en la Copa de Naciones.

Sin embargo, es inevitable cuestionarse si en verdad con la misma determinación con la que sancionaron a Collado lo harán con los otros jugadores que fueron separados de la selección, sabiendo que la mayoría eran muy útiles para el equipo en este torneo.