•  |
  •  |

Ayer el grito de guerra: ¡Bóer, Bóer..! se hizo sentir hasta en el último rincón del envejecido esqueleto del Estadio Nacional Denis Martínez de Managua. Pero todo ese gran respaldo de la afición capitalina tuvo su efecto, porque los Indios colocaron el pie en la cabeza de León, para superarlos con pizarra de 5x0 y de paso garantizar su pase a la ronda semifinal aún perdiendo sus dos siguientes juegos.

¿Por qué?, sencillo, el Bóer dejó su registro en 26-26, si pierde sus dos partidos pendientes llegaría a 26-28, y si Granada (25-27) y León (24-28) cierran con balance de 2-1 en estos últimos duelos, provocaría un triple empate.

Sin embargo, según el sistema de competencia de la Liga Profesional si existe este tipo de situación, los involucrados definirían sus posiciones de acuerdo a la cantidad de carreras anotadas y permitidas entre sí, en otras palabras sería muerte súbita, lo que dejaría sembrado al Bóer por tener mejor promedio frente a León (81-63) y Granada (83-61).

Los Indios serían uno de los equipos que esperarían la definición del partido extra entre metropolitanos y sultanecos el viernes en un campo neutral, para el sábado despegar la semifinal de cinco encuentros, que brinda un boleto a la final contra los Tigres.

De regreso a lo acontecido ayer, los Indios pisaron el pentágono desde el primer episodio, aprovechando la velocidad sobre las almohadillas del dominicano José Campuzano, quien embasado por boleto, se robó segunda, avanzó a tercera por rola de Jilton Calderón y anotó con un corto fly de sacrificio al bosque derecho que custodiaba Danilo Sotelo. Todo contra el abridor y perdedor leonés, Maximino Cruz (1-2).

La segunda estocada llegó en el cuarto inning Reynaldo Rodríguez, inició con metrallazo, golpe a Manuel Mejía lo puso en la intermedia y sencillo de Wilton Veras lo trajo al plato, mientras Maximino era explotado y relevaba Lenín Gazo, que resolvió el problema de bases llenas sin out que heredó.

Por su parte Christopher Cooper (4-4) ejercía un feroz dominio de 7.0 entradas con dos hit, 3 bases y dos ponches, para acreditarse la victoria. Relevó Berman Espinoza y Gustavo Martínez.

Las última producción capitalina fue en el séptimo, Eduardo Romero llegó a la inicial por error en tiro del parador en corto, Oscar Mairena se sacrificó para hacerlo avanzar, Jilton Calderón recibió base y Rodríguez, que lleva racha de 9 partidos pegando de imparable, conectó cañonazo empujador de la tercera. Acto seguido Manuel Mejía con doblete remolcó la cuarta y quinta del partido. José Campuzano se fue de 3-1 (205-72) para .351 y Jimmy González, quien no jugó, se mantiene con (191-68) .356.