Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

BERLÍN
El Bayer Leverkusen derrotó por 1-0 al Schalke 04, en un
partido importante para la clasificación a la Champions League, mientras
que el Eintracht Fráncfort derrotó al Werder Bremen por 1-0 y lo hirió
de muerte en la lucha por el título de la Bundesliga.

Si el Bayern, que es líder, saca todo el partido posible de la situación
y derrota el domingo al Hamburgo, la ventaja sobre el Bremen se
aumentará a seis puntos. Pero incluso más que la pérdida de los tres
puntos al equipo de Thomas Schaff le puede afectar en las próximas
jornadas la ausencia del brasileño Diego, que fue expulsado el sábado
por una agresión a un contrario y a quien con seguridad le espera una
sanción de varias semanas.

Diego arremetió contra el griego Kyriakos después de una provocación
verbal de éste, que, según dijo el brasileño al término del partido, no
era la primera del compromiso.

Diego se disculpó, en declaraciones a la plataforma digital Premiere,
diciendo que había perdido la cabeza ante las constantes provocaciones
de los contrarios.

El Bremen jugó cincuenta minutos con diez hombres pero la derrota del
sábado, que selló un gol del griego Ioanis Amanatidis, no tuvo tanto que
ver con la expulsión de Diego como con la cantidad de ocasiones
desperdiciadas.

Después de estar 1-0 por debajo en el marcador, el Werder Bremen tuvo al
menos cinco ocasiones claras de empatar, y en varias de esas
oportunidades se encontró con el meta Oka Nikolov, en una tarde inspirada.

El Leverkusen se impuso al Schalke gracias a un gol espectacular del
defensa Manuel Friedrich, que batió al meta Manuel Neuer con un disparo
desde la banda derecha, a unos 25 metros de la portería.

Neuer estaba adelantado, esperaba un centro y salió a cortarlo cuando el
balón hizo una curva y se metió por la escuadra, entre el segundo poste
y el larguero.

Friedrich aseguró al término del partido que su intención había sido
disparar a puerta cuando se le preguntó si su gol no había sido
resultado de un centro malogrado.

El Stuttgart se sacudió el sábado un poco de sus problemas al derrotar,
en el derby del suroeste alemán, por 3-1 al Karlsruher SC con goles de
Roberto Hilbert, Mario Gómez y del brasileño Cacau.

El Borussia Dortmund también ganó, ante el Hansa Rostock por 1-0 con gol
del argentino Diego Klimowicz mientras que el Duisburgo abandonó el
sótano de la tabla al derrotar al Arminia Bielefeld por 2-0.

En el otro partido jugado el sábado el Wolfsburgo y el Hertha empataron
sin goles mientras que ya el viernes por la noche el Bochum había
derrotado por 2-1 al Hannover 96.