•  |
  •  |
  • END

La fiera dormida parece haber despertado. Al menos esa señal emitió ayer el equipo Oriental de Granada, que a base de cañoneo de diferentes dimensiones superó 5x0 a los Tigres de Chinandega y garantizó su pase a la semifinal contra el Bóer que despega el próximo sábado en Managua.

¡Qué diferente lució la tropa de Omar Cisneros!… Fue un equipo consciente de la gran importancia que tenía el triunfo, de escapar a la guillotina de la eliminación, de regresar entusiasmo a sus conservadores aficionados en este dramático cierre de la Liga Profesional.

Desde el despegue del partido los granadinos dieron señales de sus pretensiones, porque colocaron dos corredores sobre las almohadillas, por el acuarto y quinto bate fallaron en elevados a los jardines. En el segundo capítulo conectaron dos imparables, pero no avanzaron más allá frente al abridor y perdedor de los Tigres, Carlos Morla (4-4), quien lanzó 4 episodios de 2 carreras con 8 incogibles y 2 bases.

Sin embargo, el puntillazo llegó en el cuarto inning, cuatro metrallazos consecutivos de Justo Rivas, Napoleón Calzado, Sandor Guido y Erick Morales, suficientes para producir dos que servían para brindar un agradable respiro a los Orientales.

En el quinto frente al relevista Elvis Noguera, la situación no cambió nada, porque el ataque de los granadinos siguió su ritmo. Doblete de Renato Morales y sacrificio de Isaac Martínez lo hizo avanzar a la antesala; Ofilio Castro recibió boleto intencional y el catcher Marlon Abea pescó un pitcheo de velocidad para enviarlo a lo profundo del bosque derecho que produjo dos carreras y lo llevó hasta la tercera base, para después pisar el pentágono con hit de Calzado, quien fue el mejor a la ofensiva de 4-3 con una empujada y una anotada.

Y mientras la ofensiva del Oriental respondía, el zurdo de envíos venenosos, Rodney Rodríguez (8-5), liquidaba a oponentes con llamativa autoridad para acreditarse la victoria. Fueron 8.0 entradas de cinco imparables, ocho ponches para afianzarse como líder con 93 y redujo su efectividad hasta 2.33 (23 limpias en 89.1 innings).

Tiró el último episodio Héctor Carrasco por Granada, mientras Chinandega también utilizó a Julio César Raudez.

La próxima batalla será la semifinal entre Oriental y Bóer el sábado en el Estadio Nacional Denis Martínez. En el caso de los Tigres, que están clasificados a la final, cierran la fase clasificatoria con ocho derrotas consecutivas. Jimmy González se fue de 3-1 y quedó con .348 (198-69).