•  |
  •  |
  • END

Johnatan Loáisiga nunca imaginó que él decidiría el memorable duelo de ayer en Granada, donde el Bóer se puso a un triunfo de adquirir su boleto a la final de la Liga Profesional.

Desde el banco salió en el octavo inning a conectar un hit después de dos outs y bases limpias, y para el noveno, también con dos outs, dio el hit que decidió el partido. “Gracias a Dios Noel tuvo fe en mí, me dio la oportunidad y salió el trabajo como se quería. Di el hit que decidió el juego”, dijo el joven slugger.

“Me dije que si me llegaba la oportunidad trataría de aprovecharla. Llegué al plato a hacerle swing a lo que saliera, porque no he visto pitcheo, no he bateado, los hits llegaron”, agrega.

“Sabíamos que Lenín no anda bien y teníamos que cambiarlo, y el resultado es eso, una victoria grande. Jonatan se convierte en el héroe, cuando estaba en el banco. Lógicamente, cada uno de los peloteros tiene que aportar algo”, señala el manager indio Noel Areas.

“Entraron al noveno con ventaja de 3 carreras, y nunca esperaban que se hiciera lo sucedido. Romero y Mairena dieron sus hits.

Campuzano dio doble y se les complicaron las cosas, y luego Johnantan dio ‘la bombita’ para dejarlos en el terrreno, y después vino el relevo magistral de Gustavo Martínez contra su cuarto, quinto y sexto bateador”, dijo Noel, que confirmó a Cristopher Cooper para abrir el martes.

Si Loásiga fue el héroe, Oscar Mairena fue la inspiración, al batear de 4-4, con 3 anotadas y su primer jonrón en el béisbol profesional en 540 turnos.

“Nunca esperé que me lanzaran una recta un poco alta y salió el jonrón. No esperaba tener un juego así tan dinámico, agresivo, a la defensiva también, pero luchamos juego a juego para estar ahí que es más importante, indica Mairena, que batea .857 (6-7) en el playoff.

En la caseta india todo era algarabía… “Siempre quiero estar incidiendo y llevar adrenalina al juego. Vamos a ver qué hacemos el martes”, dijo José Campuzano.

Manuel Mejía agregó que el triunfo es el resultado de la “confianza y la armonía entre nosotros que nos mantiene activos”. Mientras tanto, Omar Cisneros masticaba frustración… “Uno pone a sus mejores hombres y a veces no salen bien las cosas, tiene que haber un ganador y un perdedor, y ellos han sido mejores que nosotros, han tenido más deseos, y están arriba en la serie”.

No explicó la supuesta lesión de Gonzalo López, que abriría ayer y lo hizo el venezolano José Calero, y argumentó que “la suerte no existe, eso la hace uno, la busca”.

Oscar Mairena bateó de 4-4, con su primer jonrón.