•  |
  •  |
  • END

La historia del segundo duelo de la Azul y Blanco en la Copa de Naciones fue similar a lo que ocurrió contra El Salvador el viernes. Mismos errores, igual marcador, lo que varió fue el rival: Panamá a pesar que no lució su mejor fútbol ganó 2-0 y garantizó su pase a la Copa Oro mientras Nicaragua quedó con la urgencia de vencer a Belice para ubicarse en tercer lugar y buscar el cupo por la vía del repechaje contra el tercero del otro grupo.

Los nicas se conformaron desde el principio con dejarle la posesión del balón a Panamá, que casi a placer, impuso su ritmo en la mayor parte del primer tiempo. Los canaleros que insistían con el balón por las bandas, tuvieron en Luis Rentería y Armando Cooper a los jugadores más influyentes en ese período.

Fue precisamente Cooper el que puso adelante a los locales con un tanto al minuto 17 después de un disparo de Rentería, que antes de eso, se había llevado a dos nicas, y para tan buena suerte de Panamá su remate le quedó de rebote a Armando sólo para que halara el gatillo.

Panamá continuó dominando pero le faltó contundencia, mientras los nicas sin ejercer presión, sin tener la menor idea de cómo reaccionar parecían condenados a esperar otro tanto. Menos mal que en los últimos 15 minutos del primer tiempo se miró lo mejor de Nicaragua, todo gracias a que el medio campo, Samuel Wilson, Juan Barrera, Raúl Leguías y Félix Rodríguez se acoplaron en la recuperación del balón pero el ataque se veía muy desordenado, sin una pisca de cómo poder provocar daño a la portería de Jaime Penedo. Lástima que Samuel tuvo una ocasión para rematar y la desperdició.

Para el complementario las cosas no fueron muy diferentes. Panamá seguía dominando aunque no se veía tan decidido después de ver cómo Nicaragua cerró los primeros 45 minutos. Sin embargo, en otro error de la defensa llegó el segundo tanto.

Fue en otra jugada por la banda, esta vez la derecha, cuando Cooper mandó un centro cruzado y llegó a rematar sin marca Rentería para el 2-0. Pero siendo justos, los nicas tuvieron algunas mejoras aunque por ratos se echaron demasiado atrás y le dejaron la libertad para ganar con mayor ventaja, lo bueno es que no supieron aprovecharlo.

Nicaragua juega mañana ante Belice (4:00 p.m.) en el Rommel Fernández de Panamá, en el que está obligado a ganar para tratar de buscar el pase a la Copa Oro por la vía del repechaje, contra el tercer lugar del otro grupo, seguramente será Guatemala.