•   Pamplona  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Real Madrid no aguantó el pulso al Barcelona, al perder en Pamplona ante Osasuna, que llevaba ocho jornadas sin ganar, por un gol en la segunda parte del madrileño Javier Camuñas, con lo que el equipo de José Mourinho se deja media liga, al quedarse a 7 puntos del conjunto azulgrana.
El equipo madridista se quedó en blanco en el Reyno de Navarra. Ronaldo encadenó su tercera jornada sin marcar y tampoco el apresurado debut del togolés Emmanuel Adebayor sirvió de remedio para un Real Madrid, que cayó ante un Osasuna que sólo ha perdido en casa frente al Barcelona. Con Xabi Alonso, renqueante de una gripe en el banquillo, el conjunto blanco encomendó a Lass y Khedira el medio centro, pero éste no funcionó ante la salida intensa de Osasuna, que tuteó al Real Madrid durante la primera parte, aunque en los últimos minutos pagó el desgaste físico y los madridistas tocaron más el balón, con un destacado Özil.
El conjunto madridista salió mejor en la segunda parte, pero cuando el partido empezó a tomar color blanco llegó el gol osasunista. Pandiani peinó un balón largo al área, Aranda tocó para Camuñas, quien marcó ante Casillas ajustando el balón al poste.
Con el equipo contra las cuerdas, Mourinho se la jugó de inmediato con un triple cambio. Xabi Alonso, Kaká y Adebayor, que debutó con la elástica blanca, entraron al campo en sustitución de Albiol, Lass y Di María.
Sin embargo, los blancos no llegaron a agobiar a Osasuna. Özil lo intentó con un libre directo, Benzema con un remate de cabeza alto y Ronaldo con un disparo que sacó Ricardo.