• |
  • |

Buenas noches.


En diciembre, después de las elecciones de la Asociación de Cronistas Deportivos de Nicaragua, el colega Tito Rondón me hizo ver la dicha que tenía por compartir un día especial con un atleta del calibre de Wilton López. Al revisar la trayectoria deportiva de Wilton comprobamos que es un luchador, una persona que está dispuesta al sacrificio con tal de alcanzar sus ideales. Y no se rinde fácilmente.


En la vida cotidiana, muchas veces queremos encontrar soluciones rápidas, triunfos apresurados, sin entender que el éxito es simplemente resultado del crecimiento interno, y que éste requiere tiempo…Quizás por la misma impaciencia, muchos de aquellos que aspiran a resultados en corto plazo, abandonan súbitamente justo cuando ya estaban a punto de conquistar la meta.


Es tarea difícil convencer al impaciente que sólo llegan al éxito aquellos que luchan en forma perseverante y coherente, y saben esperar el momento adecuado. El triunfo no es más que un proceso que lleva tiempo y dedicación. Un proceso que exige aprender nuevos hábitos y nos obliga a descartar otros. Un proceso que exige cambios, acción y formidables dotes de paciencia. Y tiempo…


Para llegar a Grandes Ligas, Wilton trabajó tenazmente durante siete años desde su firma en 2002, cuando contaba con 19 años de edad. Tenía las herramientas para llegar y supo manejarlas.


Pero no sólo Wilton es ejemplo de perseverancia… Aquí está con nosotros Porfirio Altamirano, un gigante de nuestra pelota, quien también atravesó un largo proceso en su camino a la consagración en las Grandes Ligas con los Filis de Filadelfia.


Lo firmaron a los 28 años en 1979 y llegó a las Mayores… Él tampoco se rindió, y siempre asumió los retos, como en aquellas blanquedas espectaculares contra Cuba en el Mundial de 1976 y Estados Unidos en la Supercopa del 77, que demostraron su temple. Pero esos éxitos fueron producto de la dedicación personal, del trabajo arduo, siendo siempre humilde.


Así es como cada uno de los deportistas que agasajamos esta noche ha alcanzado la meta… Noel Mckenzie, el mejor jugador de baloncesto de la última década, siempre mantiene el espíritu de competencia, ama el juego y el éxito que ayudó a edificar en Panamá fue producto de tiempo, paciencia, dedicación.


Paciencia…Hace 17 años publicamos el Libro de Récords del béisbol de Primera División de Nicaragua, y cada año lo actualizamos. Estamos a veinte días de iniciar el Campeonato de Béisbol “Germán Pomares”, y la segunda edición de este Libro espera el abrazo del gran amigo del deporte, que es el patrocinador…
Sin patrocinadores, no sería posible que estuviéramos reunidos esta noche, una delegación deportiva no se prepararía ni trasladaría al punto de competencia, no iría al encuentro del éxito que todos anhelamos.


Por eso, en nombre de la Asociación de Cronistas Deportivos de Nicaragua, les agradecemos todo el respaldo que le dan al deporte nacional, y les invitamos a seguir apoyando todas las iniciativas periodísticas encaminadas a la promoción del deporte, sea en programas radiales, televisivos, publicaciones de revistas y libros, que son los medios que contribuyen a dar a conocer nuestra historia deportiva.


Lo que se quiera saber de la historia del béisbol de Primera División en Nicaragua, como el historial deportivo de Wilton López y Porfirio Altamirano, pueden encontrarlo en el Libro de Récords que con su apoyo, esperamos ponerlo pronto en sus manos.


Todo lo que hacemos y lo que somos se lo debemos a Dios y al gran equipo que nos rodea, como es la familia, esa que nos inspira para ser mejores cada día, que comparte nuestros logros y fracasos, que siempre está a nuestro lado, como nuestros amigos…Y si nosotros hemos sido pacientes, ¿se imaginan a nuestras familias la cuota de sacrificio que le ha correspondido?, sin fines de semana, sobrados desvelos por las horas de cierre o el retorno de una transmisión… Ellos merecen nuestra consideración y agradecimiento.
Gracias a mi esposa Silvia por ser mi fuente de inspiración, a mis hijos Aisha y Clifford, mis mayores tesoros, a mi madre, que siempre reza por mí, y a un hermano, Edgar Tijerino, que me ha regalado amistad, confianza, solidaridad.
Gracias a todos por compartir este día de los Mejores del Deporte 2010.

Martín Ruiz Borge
Deportes EL NUEVO DIARIO