• |
  • |

Pocas veces la vida te permite estar a la par de lo mejor que tiene este país en el deporte y sus distintas esferas. Anoche más de un centenar tuvimos ese privilegio en el hotel Holiday Inn, gracias a la XX premiación de la Asociación de Cronistas Deportivos de Nicaragua (ACDN) que tuvo en el bigleaguer de los Astros de Houston, Wilton López Sevilla, a su máximo exponente, reconocido como el Atleta Profesional de 2010.


Fue una noche de estrellas, porque además de todos los méritos que se le reconocen a Wilton, con la estupenda temporada con los Astros, la figura siempre humilde del “Guajiro” Porfirio Altamirano, ex de los Filis, le dio un toque especial a la premiación y por ese gran pelotero que fue dentro y fuera del campo, por ese ejemplo de un hombre de campo que saltó todas las barreras hasta llegar a la cúspide, es que se le dedicó el acto de anoche.


Son dos pitcheres que viven contextos tan disímiles, pero tanto Porfirio como Wilton han dejado una huella imborrable en nuestra memoria sagrada del deporte rey de Nicaragua. Junto a ellos estuvieron más 50 atletas premiados con historias tan extraordinarias, dirigentes valiosos como Ardeshir Zack Asgari, Presidente de la Federación de Lucha, que fue premiada como la mejor del año, la selección nacional de baloncesto que ganó de forma invicta la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos, algo nunca visto, además del bicampeón mundial, Román “Chocolate” González, y tantos otros que hacen con más dificultades que cualquiera, una proeza de su vida deportiva.


Fue una noche emotiva también para un historiador y un hombre considerado una enciclopedia humana, el Ingeniero Bayardo Cuadra, a quien se le reconoció ese mérito que muy pocos logran y con buen suceso: conservar la memoria de esas generaciones que nos siguen regalando hazañas. Y por supuesto, el reconocimiento a los mejores periodistas de 2010, entre ellos nuestro compañero Martín Ruiz Borge, que en una labor incansable en su bregar de 30 años como cronista deportivo, sigue siendo ejemplo a seguir.