•  |
  •  |

MLB. Com
 
Everth Cabrera dice en Mayagüez que el secreto de su éxito en el futuro se puede encontrar en su pasado no tan lejano. En el 2009, el infielder de los Padres fue una grata sorpresa bateando .255 con 25 bases robadas y ocho triples en 103 juegos. En cambio el año pasado, sorprendió a la organización por todas las razones equivocadas.
En pocas palabras, Cabrera dice que está listo para jugar como si fuera 2009 de nuevo. No tiene otra opción. Los Padres están cargados en el infield después de comerciar por el campocorto Jason Bartlett y firmar al segunda base Orlando Hudson durante la temporada baja.
Cabrera tiene un desafío por delante. La temporada pasada bateó .208 en 212 turnos al bate en 76 juegos de Grandes Ligas. El General Manager de los Padres, Jed Hoyer, ha mencionado la posibilidad de que Cabrera comience la temporada 2011 en las Ligas Menores.
"Voy a los entrenamientos de primavera de la misma manera que hice entonces", dijo Cabrera, de 24 años. "Estoy llegando con esta actitud: puedo mejorar, tengo hambre y tengo un fuerte deseo de hacer el equipo y hacer mi trabajo. La decisión será de ellos".
"Estoy muy contento de estar aquí en la Serie del Caribe", dijo Cabrera, quien jugó dos meses en México. “Tuve la oportunidad de seguir jugando aquí, entonces vine para mejorar mi enfoque en el plato”.
"Decidí hacer esto con el fin de llegar a los entrenamientos de primavera en óptimas condiciones", dijo Cabrera. "Yo soy el tipo de persona que ama el béisbol, y donde hay béisbol, quiero jugar”.
"Tal vez las lesiones tenían algo que ver con eso, yo no lo sé", dijo Cabrera. "No puedo explicarlo. Me preparé lo mejor que pude. Y yo no lo hice”. Los Yaquis necesitan de Cabrera para funcionar. Obregón, que también representó a México en la Serie del Caribe 2008, terminó 2-4 en el round robin de ese año.
En general, un equipo de México ha ganado la Serie del Caribe en cinco ocasiones desde que el país comenzó a participar en el torneo en 1970, con el último título que se logró en el 2005, cuando fue sede del campeonato en Mazatlán. El primer equipo de México para ganar el título fue Hermosillo, en 1976.
Tal vez algún día Cabrera, que es de Nicaragua, será capaz de representar a su país de origen en la Serie del Caribe. Hay una discusión de la adición de Nicaragua y Panamá a la Confederación del Caribe, pero las conversaciones se han estancado porque las ligas no cumplen las normas de la organización.

Cabrera y el lanzador de los Dodgers Vicente Padilla, fueron los únicos jugadores de Nicaragua en los rosters de día de apertura la temporada pasada. Sólo han habido 11 jugadores del país jugando en las Grandes Ligas.
"Es emocionante y muy satisfactorio representar a Nicaragua en el mundo del béisbol", dijo. "Pero estar en las grandes ligas es lo mejor que le puede pasar a un jugador".