•  |
  •  |

Ocupando el quinto lugar después de verse involucrado en triple empate con el Bóer y la Costa Caribe, el equipo Jinotega se prepara para otra buena temporada con peloteros jóvenes más fogueados.


“En la vida no hay que ser conformista, me gusta ganar, y lo difícil no es llegar, sino mantenerse”, dijo el manager Ramiro Toruño, que confía en el equipo que estructuran para el “Pomares”.


“Vamos a tener el ritmo y con un poco más de esfuerzo para clasificar a la segunda fase y llegar a la semifinal. Creo que Jinotega, conforme se está haciendo el Campeonato, está casi parejo, habrá alguno que tiene más gente de experiencia, pero hay que desempeñarse bien en el terreno para ganar”.


“Jinotega está trabajando desde hace mes y medio para alcanzar la segunda fase. Creo que los muchachos jóvenes que tuvimos desde que debutó el equipo ahora tienen dos años jugando, van a su tercera temporada, y esa experiencia debe servir mucho para que Jinotega salga adelante”.


La mayor ausencia en el conjunto es el lanzador Orlando Suárez, quien fue el máximo ganador del equipo (13), con 5 lechadas y tiró para 1.78. Su salida fue porque se le clasificó como pelotero “A” y el equipo sólo tiene derecho a dos, entonces la decisión fue por el receptor Juan Blandón y el lanzador Esteban Pérez, ganador de 10 partidos.


“Estamos apesarados porque no podíamos tener tantos “A”. Esto te ratifica que los equipos están parejos. La mayoría va a tener dos pitcheres buenos, vas a depender de bateadores B y C. La Liga se propone hacer que se desarrollen los jóvenes. Para mí está bien porque la juventud tiene que imponerse, y lo vemos con cuatro menores en el line-up. Ellos serán los que hagan el juego”, concluye.