•  |
  •  |

El chontaleño Jimmy González siente que su orgullo está próximo a tocar el cielo y acariciar la grandeza. Con 32 años y 14 temporadas en el béisbol, el artillero que ahora juega donde dejó el ombligo, está enfocado para afrontar un reto más en su vida deportiva y quizá uno de los más esperados, aterrizar en los 1000 hits. Distanciado por 41 metrallazos de la respetada cifra, Jimmy está enfocado y listo para hacer sus rápidas ejecuciones en el cajón de bateo para detonar los pitcheos de su preferencia y sentirse realizado.


“Yo vine a jugar y batear para alcanzar esa meta de los 1000 imparables. Estoy listo para repartir palo y sentirme orgulloso como pelotero”, declaró González, quien acumula 959 cohetes en su carrera que empezó en 1996.

¿Has sentido muy largo el tiempo para llegar a esa cifra?
“Sí, ha sido más extensa de lo que esperaba, pero eso tiene una explicación, los campeonatos anteriormente eran cortos y ahora con los “Pomares” tengo más posibilidades de llegar a esa marca y alcanzar a otros jugadores que llevan más hits como Próspero González (1872), Ariel Delgado (1851), Nemesio Porras (1772)”, indicó. Igual que en el “Germán Pomares”, del año pasado, Jimmy vestirá el uniforme de los Toros de Chontales, equipo con el que se consagró líder de bateo con .423 (208-88), aunque misteriosamente aún no recibe el trofeo de campeón de la Comisión de Béisbol que dirige Carlos Reyes.


A propósito, González cree que los Toros pueden meterse de lleno en la pelea con el aporte de los abridores José David Rugama, Olman Rostrán, José Elías Villegas, así como el relevista Apolinar García. Mientras en el ataque están Ernesto Garay, Juan V. López, Juan Carlos González, Fabián Sandoval, Óscar González y Olman Herrera.  “Daremos guerra y estoy seguro de que avanzaremos a la siguiente fase”, concluyó.