•  |
  •  |

Espndeportes.com

Albert Pujols se reportó ayer al que técnicamente podría ser su último entrenamiento primaveral con los Cardenales, pero lo que dijo el toletero dominicano seguramente bajó la tensión entre los preocupados fanáticos de San Luis.


“Quiero ser un Cardenal de por vida, es lo que quiero”, dijo Pujols a Espndeportes.com. “Sin embargo, hay cosas que uno no puede controlar”, señaló en otro momento de la conversación.


Antes de ponerse el uniforme de los Cardenales por primera vez en el año, Pujols atendió por 25 minutos a un pelotón de reporteros frente a la entrada del vestidor del complejo primaveral del club en Jupiter, Florida.


Pujols, quien es considerado ampliamente como el mejor jugador de las Grandes Ligas en estos momentos, comenzó a prepararse para su undécima temporada, todas con San Luis, un día después de dar por terminadas las conversaciones con el club para una extensión contractual.


Tanto la oficina gerencial de San Luis como el agente de Pujols, Dan Lozano, dejaron establecido que el cese de las conversaciones no necesariamente significa que un acuerdo entre ellos está descartado, pero que ambas partes no tratarán de hablar durante la temporada.


“Había que poner una fecha, uno no quiere que eso se convierta en una gran distracción”, dijo Pujols. El jugador no mostró preocupación o resentimiento y solicitó a la prensa enterrar el tema de su situación laboral hasta después de finalizada la temporada. De paso, rogó porque no se presionara a sus compañeros para que opinen de un tema que solamente compete a la familia Pujols y los Cardenales.


“De lo último que el equipo quiere estar preocupado es de lo que pasará conmigo después de la temporada”, dijo Pujols. “Tenemos que prepararnos para una temporada dura y larga y enfocarnos en llegar a la Serie Mundial”.


Pujols, de 31 años, jugará la última temporada del acuerdo de U$ 116 millones de dólares (15 millones diferidos sin intereses), que firmó con los Cardenales en febrero del 2004. El poderoso inicialista devengará $16 millones en 2011 y luego tendrá la oportunidad de ser agente libre por primera vez en su carrera.