•  |
  •  |

Lo mejor de la quinta jornada del Clausura se supone que estará en San Marcos, con el duelo entre Diriangén y Ferreti, los mismos que la última vez que se midieron fue en la disputa del título Apertura. Aunque lo que más se recuerda de ese día es el lamentable final que dejó el trofeo destruido, aficionados enardecidos y mucha violencia dentro y fuera de la cancha.


Todavía los diriambinos llegan a esta jornada con algunas consecuencias de esa final por las sanciones aún vigentes a Erick Téllez (6 fechas de sanción), Marcos Méndez (6), Juan Carlos Narváez (10) y Quesler Rizo (6). Pero el mayor problema del club de más historia del país, es que con diez jugadores castigados desde el inicio del Clausura, le tomará más tiempo retomar el ritmo y el espacio perdido tras un pésimo arranque en el que suman solo dos puntos de 12 disputados en cuatro fechas.


Los resultados hablan por sí solos. Ni con el retorno de los catrachos Darwin Ramírez y Herbert Cabrera, ni con los locales Remmy Vanegas, Donald Parrales, Ulises Pavón y Errol Dávila, hubo diferencia y los blanquinegros terminaron abrazados sin goles ante Real Madriz el domingo.


No será cuestión de días para que Diriangén se levante así sin más, y de aquí al domingo es casi nada el tiempo para esperar un cambio drástico, peor si se va a jugar en un campo tan malo como el del Olímpico de San Marcos.


Ferreti tampoco está en su mejor forma futbolística –aunque suena contradictorio por estar invicto en la cima- y eso quedó claro en el duelo con el América el sábado.