•   Angeles Times  |
  •  |
  •  |

El abridor del día de apertura  de hace un año, Vicente Padilla, participó en el primer entrenamiento de  primavera de los Dodgers como un hombre sin un rol establecido. Ahora no sabe si va a ser un abridor o un relevista. A él no le importa la incertidumbre, sin embargo, dice: "Es todo lo mismo ¿no? No tienes más que lanzar una pelota".

 

Si alguien se lesiona, él podría ser abridor. Si Jonathan Broxton no puede recuperar su forma, él puede cerrar. O bien, si ninguno de estos escenarios se desarrolla, podría ser un relevista largo. El contrato de Padilla refleja incertidumbre.


"Si me ponen a abrir, abro, dijo Padilla. "Si me ponen a relevar, relevo. Es todo lo mismo, ¿no? No eres más que un lanzador de pelota”. Padilla dijo que su preferencia es ser abridor, pero no hay lugar para él en la rotación. El equipo cuenta con seis abridores establecidos contando con Padilla. Clayton Kershaw y Chad Billingsley son el 1-2 en la rotación, y el manager Don Mattingly dijo que Padilla es más adecuado para el servicio de relevo de Hiroki Kuroda, Ted Lilly y Jon Garland.


Mattingly dijo que Padilla estará en un principio en el programa de entrenamiento para abridores y luego gradualmente hará la transición a ser un relevista. "Eso va a dictar cómo lo vamos a usar", dijo Mattingly. "Para mí, Vicente puede lanzar con un lanzamiento, que es la bola rápida. Él puede localizarla, hacer lo que quiera con ella. El tipo es intrépido ¿Yo podría ver si Broxt  (Jonathan Broxton) salva tres en fila y (Hong-Kong-Chih) Kuo es bien usado, ¿a quién tiraría usted en el noveno? Él es un tipo que usted tendría la confianza para tirar  ahí. Él tiene la oportunidad de ser muy versátil. "


No está claro que los Dodgers no están seguro acerca de la durabilidad de Padilla como abridor. Cada uno de los otros cinco abridores lanzó al menos 190 entradas en el 2010, mientras que Padilla lanzó sólo 95, y se iba con record de 6-5. Es por eso que Colletti firmó primero a Garland a un salario $ 5,000000 garantizados con una opción para el 2012 antes de volver a firmar a Padilla con una base de $ 2 millones más un paquete de incentivos que podría valer otros $ 7 millones para que pudiera abrir o relevar.


Padilla dijo que la preocupación más grande en este momento es su salud. Pasó un mes después de la temporada del año pasado recibiendo tratamiento por un disco abultado en su cuello. Llegó a los entrenamientos de primavera más de una semana antes de la fecha de reporte  para los lanzadores y receptores, y lanzó dos sesiones de bullpen la semana pasada.


"En este momento, todo está bien", dijo Padilla, quien estuvo fuera casi dos meses la temporada pasada antes de tiempo debido a un problema del nervio en su brazo. "No siento ningún dolor."


"Yo sabía cuál era la situación", dijo. "Me dijeron que podía abrir o relevar, pero eso estaba bien conmigo. Me siento cómodo aquí."