•  |
  •  |

A Julio Medina le gustan los retos, especialmente cuando se trata de trabajar en la formación de nuevos valores en nuestra pelota… Ahora, al frente del León para el “Pomares 2011”, espera que los rugidos sean constantes en el estadio.


“Lo primero que hacemos con este equipo es transmitirle tanto a los a los peloteros jóvenes como a los caracterizados, que se tenga aquella garra que tenían los equipos León de los años 80; transmitirle el cambio de actitud a jugar la pelota, que dentro de eso está la disciplina, el respeto hacia el fanático, a la camisa y jugar siempre agresivo pero con respeto. Siempre pelear cada juego, y más cuando se está con el marcador abajo, no dejar de presionar hasta el out número 27”, expone Medina.


El año pasado, León fue eliminado en la primera fase, y el mentor se ha propuesto devolverle la confianza a la afición metropolitana, porque tienen buen equipo para conseguirlo.


“Pensamos pasar a la segunda ronda. Los muchachos están bien preparados sicológica y físicamente para hacer ese trabajito, tenemos el personal suficiente y todo es que ellos respondan a la confianza que se les está brindando. Vamos a hacer un excelente trabajo. Lo fundamental en un equipo para que logre esos objetivos es la disciplina”.


Medina no está solo. Tiene el respaldo de los entrenadores Arnoldo Muñoz, Cayetano García, Álvaro Palacios Muñoz, quienes se combinaron con él en el León y ahora le dan forma al equipo. “Es un cuerpo técnico sólido. Las cosas las llevamos consensuadas y buscamos respuestas al por qué se había fallado antes, para no repetir”.

Por eso Medina advierte que “Creo que deben cuidarse de León, se ha transformado. Queremos volver a rugir… No puedo decir que vamos por el campeonato, esto es un proyecto, y nos enfocarnos en la formación de talentos para un equipo que tenga disciplina, respeto por la camisa que es la de León, que debe clasificar”.