•  |
  •  |

Para Ramiro Toruño el regreso del Campeonato Nacional de Béisbol “Germán Pomares Ordóñez” es el regreso de la posibilidad de vengarse, de conseguir un premio que el año pasado estuvo a un paso de disputar, pero la Costa Caribe se encargó de aguar sus pretensiones en partido de desempate.


Al frente una vez más de Jinotega, Toruño ha estructurado una tropa que empezará su bregar frente a Boaco en la primera serie del evento.


“Éste es un equipo joven, con grandes deseos de repetir o mejorar el trabajo del año pasado y espero que así sea”, declaró Ramiro desde su campamento en Jinotega.


Hasta el momento el conjunto de esa ciudad ha realizado 6 partidos de fogueo y las señales son alentadoras, porque se ha triunfado en todos ante Estelí y San Fernando.


“Aunque sólo han sido partidos preparatorios, las victorias son un indicativo. Jinotega tendrá un buen pitcheo para afrontar el Pomares”, admite el timonel.
Para esta nueva edición tendrán a Esteban Pérez, William Juárez, quien reaparece e intenta ganarse la confianza de los técnicos y respeto de los aficionados con sus labores.


“A Juárez lo he visto con buena velocidad, tiene control de sus pitcheos  lo principal es su entrega a los entrenamientos. En los encuentros de sábado y domingo ante el Bóer de Miami y León planeó utilizarlo de 4 a 5 episodios, porque será el último fogueo antes del torneo”, dijo Ramiro.


Según el timonel la alineación que tiene en mente usar es: Harvin Gutiérrez en segunda base, Norwin Carrillo en el short, Juan Blandón de cátcher, Bismark Guadamuz en el bosque izquierdo, Jorvin Herrera en primera, Melvin Gadea será designado, Luis Castro en el central, David Estrada en tercera y Alvin Cornejo en el jardín derecho.


“La temporada pasada nos quedamos a la orilla de pasar a la final, fracasamos cuando se debía apretar, pero quedó constancia que con entrega se puede hacer las cosas. Este año vamos por más”, concluyó Ramiro Toruño.