•   Los Ángeles / EFE  |
  •  |
  •  |

Blake Griffin (Los Ángeles Clippers) y James Jones (Miami Heat) se proclamaron campeones del concurso de mates y triples, respectivamente, en la 60 edición del Fin de Semana de las Estrellas de la NBA, que se celebra en Los Ángeles (California).


En el pulso final, la espectacularidad de Griffin, capaz de saltar por encima de un coche ante la presencia de un coro religioso (que cantaba “believe” -”cree”-), se impuso a la plasticidad de Javale McGee, según los votos de los espectadores del evento.


Anteriormente DeMar DeRozan (Raptors) cumplió de primeras y Serge Ibaka (Thunder) comenzaba fuerte con un mate a una mano saltando desde la personal que obtuvo 45 puntos sobre 50 por parte del jurado, formado por nombres ilustres como Darryl Dawkins, Dominique Wilkins, Julius Erving y John Barry.


Sin embargo, McGee sorprendió al hacer dos mates en dos canastas cercanas entre sí, lo que le deparó un 50 sin dudar, y Griffin levantó al público de sus asientos con un enérgico 360 grados que obtuvo 49 puntos, castigado por el “Doctor J”.


En la segunda ronda, lo más destacado fue un aro pasado a una mano de DeRozan tras un pase a sí mismo, el mordisco antes de machacar de Ibaka a un peluche que estaba en el aro, el acrobático vuelo de Griffin y los tres mates al unísono de McGee. Todo ello dejaba el título para la lucha entre el ídolo local, Griffin, y McGee.


Por su parte, Jones se coronó como el mejor triplista al superar en la ronda final a Ray Allen y Paul Pierce, la pareja de los Boston Celtics. Jones consiguió una marca de 20 puntos, por los 18 de Pierce y los 15 de Allen.


El concurso lo disputaron James Jones, (Heat); Daniel Gibson, (Cavaliers); Ray Allen, (Celtics); Kevin Durant, (Thunder); Dorel Wright, (Warriors) y Paul Pierce, (Celtics).

 

Los jugadores de Boston apenas se inmutaron con los abucheos iniciales que les dedicó el Staples Center debido a la gran rivalidad de esa franquicia con Los Ángeles Lakers; si bien es cierto que posteriormente el público no dudó en aplaudir sus actuaciones.