•  |
  •  |

Si hay un sello de garantía que distingue al campeón mundial de las 108 libras AMB, Román ‘Chocolate’ González, es su estupendo radio de acción para atacar el cuerpo. Este chico de 22 años sabe cómo hacer daño y tiene un instinto que muy pocos peleadores poseen para finiquitar a una presa cuando está herida de muerte.


La próxima prueba de fuego de Román será el 19 de marzo en México, porque deberá aprobar con buena nota su combate contra el azteca Manuel ‘Chango’ Vargas, un peleador con la suficiente experiencia y valentía para poder exigir al nica. “Yo respeto al mexicano como oponente y debo reconocer que se ha enfrentado a buenos peleadores, pero esa noche se topará con alguien que sabe cómo castigar y que está dispuesto a retener su título”, declaró Román, que ayer salió de los entrenamientos en 119 libras y espera el próximo fin de semana estar en 115.


El mexicano aterrizará a su pleito titular con balance de 29 éxitos (14 KO), 7 reveses y un solo empate. Es evidente que ‘Chango’ Vargas tiene un alto grado de experiencia y en eso supera al nica, sin embargo, en la capacidad boxística no le llega al ojo del pie al pinolero. “Todos conocen mi estilo, desde que suena la campana salgo a tirar golpes y buscar la victoria por la vía más rápida. Respecto a mi preparación, no habrá ningún problema, porque he venido trabajando desde diciembre y espero lucir bien”, admitió ‘Chocolatito’.


El monarca minimosca de la AMB espera que en 2011 pueda realizar unos cuatro combates, porque desea enfrentar a los mejores de su categoría y aspirar a mejores bolsas.


“Quiero dar gracias a Dios por la vida, por todas sus bendiciones y aunque han sido momento duros los que he pasado en los últimos días, seguiré adelante”, declaró Román González.