•   PARÍS / AFP  |
  •  |
  •  |

El Bayern Múnich, que ganó 1-0 en el campo del Inter del Milán, quedó a un paso de cobrarse la revancha de la final de la Liga de Campeones perdida en mayo de 2010, este miércoles en la ida de octavos, donde el Manchester United sólo pudo empatar sin goles en Marsella (0-0).


El tanto de Mario Gómez en el descuento final en San Siro deja al campeón Inter contra las cuerdas y a punto del adiós, precisamente ante el adversario frente al que conquistó el título en la final del Santiago Bernabéu madrileño, por 2-0 con 'doblete' del argentino Diego Milito.


El fútbol italiano, con la derrota del Inter y los reveses de la pasada semana de Milan y Roma, que cayeron en casa frente al Tottenham inglés (1-0) y el Shakhtar ucraniano (3-2), se enfrenta a un posible desastre, salvo que alguno de sus tres representantes sea capaz de remontar en la vuelta.


En una situación muy diferente está la Premier League inglesa, donde sólo el Manchester United, con su empate 0-0 en Marsella, no ganó. Además del Tottenham en Italia, los londinenses Arsenal y Chelsea vencieron en la ida de octavos a Barcelona (2-1) y Copenhague (2-0), respectivamente.


En su encuentro de este miércoles, el Bayern Múnich apostó en la segunda parte por el contragolpe frente al Inter del brasileño Leonardo, que fue valiente en la recta final, consciente de que el 0-0 no era positivo, y que terminó pagando cara su apuesta ofensiva.


Gómez, discreto hasta ese momento, aprovechó un disparo de su compañero holandés Arjen Robben, rechazado por el portero brasileño Julio César, para firmar su tanto en el minuto 90.


La derrota del Inter supone además perpetuar una deuda histórica, ya que el Bayern había vencido en sus dos anteriore visitas a los 'nerazzurri' en competiciones europeas, en 1988 y 2006.


Más abierta quedó la eliminatoria entre Manchester United y Marsella, que empataron sin goles (0-0) en su duelo en la ciudad francesa, dejando todo por decidir en la vuelta del 15 de marzo en Old Trafford.