•  |
  •  |

Partido difícil para el Barça, al revés y al derecho, erizo, con tantas posibilidades azulgrana frustradas, que Guardiola, sin sudar helado pero acuchillado por la preocupación, parecía una Esfinge, resignado al empate 0-0 faltando 15 minutos.


Fue entonces cuando se produjo el gol con la penetración de Adriano por la izquierda extendiéndose hasta el fondo, para enviar ese centro rasante que burló a la defensa del Valencia, imposibilitada de controlar el ingreso de Messi disfrazado como el Fantasma de la Ópera, y disparando de zurda hacia la derecha del arquero Guaita, cuyo manotazo se quedó corto por poco, y el balón entró rascando el poste.


Gol de Messi, su número 26 de la temporada, terminando con el sufrimiento en el minuto 76, y nuevo triunfo del Barcelona rescatando los tres puntos, afianzándose en el liderato. ¡Cómo le dolió al Valencia la anulación del gol de Jordi Alba, por un fuera de lugar inexistente, que hubiera colocado al Barsa en dificultades 0-1! Una apreciación equivocada.


Entre las rarezas del partido, una que siempre recordaremos: Messi falló tres intentos consecutivos de hacer llegar la pelota a las redes en la misma jugada. Ocurrió en el minuto 9, cuando el flexible e imprevisible argentino entró al área por la derecha, y sobre la salida de Guaita, remató con zurda, tomó el rebote del cuerpo del arquero y apretó otra vez el gatillo respondiendo Guaita en repetición, en medio de la agitación frente a la cabaña, Messi vuelve a encontrarse con la pelota y su tercer disparo es bloqueado. Para Ripley.


Más adelante falló un bombeado, de esos que maneja con singular maestría; hizo pasar un cruzado de zurda junto al poste derecho, y no aprovechó una brillante oportunidad en la pequeña zona roja, igual que Villa, víctima de una estupenda atajada.


El Valencia supo presionar con sus contragolpes, pero la defensa jefeada por Piqué, logró apretar tuercas en momentos de gran exigencia. Dos disparos en diagonal, fueron escalofriantes para Pinto, y el dominio del Barça en el medio, tranquilizando el juego con esa ventaja por 1-0, le permitió sacar de Mestalla tres puntos valiosos, porque el Madrid va contra el Málaga hoy, esperándose una victoria y su permanencia a 7 puntos.