•  |
  •  |

Lo que tanto añoraban sus seguidores al fin parece que llegó, un Real Estelí agresivo, de buen toque y profundidad aunque aún falto de gol a pesar de la victoria 1-0. Así lucieron los monarcas nacionales en el clásico ante Diriangén el sábado pasado, en una actuación que no se le veía hace varios años.


Lo mejor del Estelí es que jugó así en el clásico, donde generalmente los técnicos se plantan con líneas atrasadas, limitan la salida de sus volantes, por lo que muy seguido terminan en empates en juegos difíciles de digerir.


Esta vez se vio un cambio agradable, Estelí se fue encima de su rival, llegó desde el primer minuto y casi le dio una repasada con el balón en el primer tiempo a los diriambinos, que todavía no encuentran su nivel a pesar que ya se incorporaron casi todos los suspendidos tras la final pasada.


Pero esa reacción podría ser tardía para los estelianos pues la meta principal es reconquistar el cupo de Nicaragua para el Torneo campeones de la Concacaf. Ferreti acumula 43 puntos en la sumatoria de los dos torneos en sus fases regulares, superando al Managua F.C. con 36, Real Estelí 33 y Diriangén 31, pero además los rojinegros agregan la ventaja de un título ganado, a diferencia de sus rivales que deben conseguirlo y tratar de ganarle en puntos a los ferretistas.  


Estelí siempre salta entre los candidatos a disputar el título, esta vez el de Clausura pero la diferencia de diez puntos de Ferreti sobre los norteños a estas alturas pesa demasiado con solo siete partidos pendientes. Parece que la historia ya está escrita y serán los capitalinos los que representarán al fútbol nacional en el torneo de la Concachampions.