•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, agradeció hoy al jugador argentino Leo Messi que donase una camiseta suya para los damnificados de las lluvias y los deslizamientos de tierra de La Paz, sin saber que no fue el futbolista del Barcelona quien se la envió, como se informó en un principio.

Morales, en un acto oficial, recibió la camiseta de manos del presidente del club Bolívar, Guido Loayza, quien se la entregó en nombre del entrenador argentino Guillermo Hoyos, que trabajó hace años en las divisiones inferiores del Barcelona y dice que impulsó la carrera de Messi.

"Que Messi, conocido mundialmente como el mejor jugador del mundo, nos envíe una camiseta como solidaridad por los damnificados de Bolivia, es un hecho histórico, es un sentimiento de Messi, de su club, hacia los damnificados", apuntó el mandatario, muy aficionado al fútbol.

El supuesto regalo de Messi entusiasmó a la prensa, que incluso especuló con la posibilidad de que el futbolista llamara por teléfono el próximo sábado durante la subasta de la camiseta, y al gobierno, que organizó la entrega oficial a Morales con todos los medios convocados.

El problema es que Messi nada tuvo que ver con este asunto, aunque la camiseta sí le perteneció.

Loayza explicó hoy que la camiseta pertenecía a la colección de Hoyos, actual técnico del Bolívar, y que este la donó para que sea subastada en favor de los damnificados de los deslizamientos de tierra causados en febrero por las lluvias y que dejaron en La Paz a miles de familias sin techo.

La aclaración se produjo después de que varios medios bolivianos señalaran en días pasados, por declaraciones del mismo Loayza y de Hoyos, que la estrella argentina del Barcelona había enviado la camiseta con el número '10'.

"Guillermo Hoyos en particular está obsequiando una camiseta y otras cosas que él tiene como recuerdo, que no las está enviando Messi (...) Es una camiseta de Messi y otras cosas que son de Messi, pero no es que Messi las haya enviado", aclaró hoy Loayza a Efe.

Tal parece que esta explicación no fue transmitida a Morales, que estaba convencido de que la camiseta la había enviado la estrella argentina del Barcelona.