•   Espndeportes.com  |
  •  |
  •  |

El Inter de Milán mantuvo vivo el sueño de retener el título de la Champions League al derrotar al Bayern de Munich a domicilio por 3-2, aprovechándose de la ineficacia del equipo alemán, que no supo capitalizar el dominio que tuvo durante buena parte del partido, y terminó hundiéndose en errores defensivos.

El partido apenas había empezado cuando Inter abrió el marcador por intermedio de Samuel Eto’o, lo que probablemente hizo pensar a muchos que iba a ser una noche de pesadilla para Bayern. Fue una de esas jugadas en las que desde la perspectiva alemana, lo que puede salir mal sale mal.

Eto’o estaba en fuera de juego, pero el árbitro y los asistentes no lo vieron. El pase de Pandev sorprendió mal parados a los centrales del Bayern -Breno y Daniel Van Buyten-, muy lejos del camerunés, que tuvo toda la libertad para llegar hasta al área y superar al meta Thomas Kraft.

El lateral izquierdo Daniel Pranjic, que tal vez hubiera podido atravesarse en la carrera del camerunés, prefirió levantar el brazo inútilmente para reclamar posición adelantada.

La ventaja de la ida -Bayern se había impuesto 0-1- había desaparecido, y empezaron a verse muchas cosas que recordaban al peor Bayern de esta temporada.

Posesión de balón estéril, imprecisión en la entrega e inseguridad defensiva que hacía pensar que, con sus ataques esporádicos, Inter podía estar más cerca del segundo que Bayern del empate.

No obstante, la primera vez que apareció Arjen Robben, Bayern se encontró con el empate y tuvo una especie de resurrección. El holandés disparó desde fuera del área, Julio Cesar ‘cantó’ y dejó que el balón rebotara contra su cuerpo para que Mario Gómez recogiera el rebote y, de espaldas a la portería, marcara la igualdad.

El gol transformó a Bayern, que pareció de un momento a otro despojarse de los temores que pueden generar los tropiezos que ha sufrido en esta temporada. Robben y, sobre todo, el francés Franck Ribery se enchufaron y empezaron a hacer sufrir a la defensa de Inter.

Thomas Müller hizo el segundo en el minuto 31, aprovechando un intento fallido de Thiago Motta por cortar el pase de Robben. Después, Bayern tuvo ocasiones claras para aumentar en el 35, cuando Julio César salvó con una gran parada, en el 40, el último remate fue de Müller que pegó en un poste, y Robben en el 43.
El Inter logró el empate prácticamente en su primera llegada clara de la segunda parte. Fue un disparo desde fuera del área de Wesley Sneijder, con toda la defensa de Bayern parada en su sitio, pero sin reaccionar oportunamente.

Inter buscaba el gol que le faltaba y Bayern miraba el reloj, tratando de mantener el balón lo más lejos de su portería. Al final, un balonazo largo alcanzó a Eto’o dentro del área, que se desprendió sin problemas de Breno para hacer el pase a Pandev, que batió a Kraft de un gran disparo: la eficacia del Inter se había impuesto al despliegue inútil de Bayern.

El Manchester United superó 2-1 a Marsella, con dos goles del mexicano Javier ‘Chicharito’ Hernández (5’ y 75’), en un partido en el que los ingleses sufrieron más de lo previsto para superar la eliminatoria, cuyo encuentro de ida había concluido con un empate a cero.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus