•  |
  •  |

Luego de haberse codeado por segundo año consecutivo en el spring training con los mejores peloteros de los Filis, Juan Carlos Ramírez siente que cada vez se acerca más al sueño de subir a las Grandes Ligas.

“Este 2011 he tenido un arranque increíble, sentí que sorprendí con mi evolución a los coachs que trabajan con el equipo grande. El 2010 no fue un buen año para mí, porque no estaba ni física ni emocionalmente bien como para rendir. Pero lo que mostré y sentí en el spring training ya recuperado de la operación, creo que me permitió transmitir esa evolución que tanto necesito para cumplir mi sueño”, explicó Ramírez.

Juan Carlos mejoró su confianza, ya no sintió dolor en su cadera y se notó su mejoría en la velocidad de su recta y el dominio de su slider y el cambio. “En mi segundo relevo en el spring no estuve tan efectivo como la primera vez, pero es un asunto que debo trabajar. Sé que debo enfocarme en ser más constante en tirar en zona de strike mis lanzamientos secundarios (slider y cambio). Cuando logre ser consistente en eso, mi oportunidad puede llegar”, agregó el nica.

Después de pasar unas semanas con los Filis, Ramírez fue enviado hace cinco días a Las Menores; ahora milita con el Reading en Doble A, donde terminó en 2010 y sus números no fueron buenos, pero en ese momento estaba lesionado de la cadera.

Para hoy está prevista su primera apertura ante el equipo sucursal de los Piratas. “Estoy seguro que si Dios me lo permite este debe ser mi año para que me den un chance en las Grandes Ligas”.