•  |
  •  |
  • END

Román “Chocolatito” González aceptó que para esta pelea contra el mexicano Javier Maravilla Murillo le faltó un poco de preparación, porque de haberla obtenido seguramente hubiera derrotado a su rival antes de llegar a los diez asaltos.

Después de su presentación del viernes en el Casino Pharaohs las críticas contra Román no faltaron, argumentando que estuvo por momentos fuera de distancia, falló muchos golpes, recibió otra buena cantidad y no fue contundente ante un rival que cayó siete veces.

“Creo que me faltaron rounds en el gimnasio. Tuve algunos problemitas, pero no es que me haya descuidado, nunca lo hago. Quizá no entrené como en otras peleas. También pueda ser la costumbre de enfrentarme sólo a gente que se faja y después te medís a alguien que se mueve como él”, reconoció el ranqueado número uno de las 105 libras de la AMB.

Pero con más seguridad que alguna pizca de arrogancia, el “Chocolatito” advierte de lo que podría ocurrir para su preparación para la pelea de título del mundo contra Yutaka Niida.

“Estoy seguro que bien preparado, como sé que voy a estar para la pelea de título, nadie, pero nadie, me puede ganar. Nadie me puede meter las manos y siento que noqueo fácilmente a cualquiera que se me ponga en el camino cuando consigo una excelente preparación como la que tuve en la velada del Nocaut a las Drogas”, dijo González. En la conversación de González, el nombre de Iván Calderón salta con mucha frecuencia, con la ansiedad de tenerlo muy pronto en frente sobre un ring y demostrar que puede vencerlo.

“Para mí, Iván no se ha enfrentado a un peleador como yo.

Es muy bueno, nadie le ha ganado y hacerlo no es para cualquiera, pero sé que puedo”, concluyó González.

El mexicano Maravilla antes de marcharse explicó cómo se sintió ante “Chocolatito”, al que calificó como un rival con muchas virtudes para ser campeón.

“Sé que no le hice fácil la pelea al “Chocolatito”, pero tengo que reconocerlo, es un gran boxeador y tiene para ser campeón del mundo. No le vi debilidades, como dicen. Tiene un gancho al hígado que es mortal si te quedas parado, y aguanta también, porque le tiré mis mejores golpes y los asimiló bien”, afirmó Maravilla.