Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El Nuevo Herald
Con 12 temporadas en las Grandes Ligas, un título de Serie Mundial y dos premios al Guante de Oro, al colombiano Edgar Rentería hay que tomarlo muy en serio cuando hace una predicción en la pelota.

El cubano “Yunel Escobar se va a convertir en un gran shortstop.

En estos momentos y pese a la fuerte competencia, es, sin la menor duda, uno de los mejores.

Tiene las condiciones que se requieren para brillar en la posición’’, dijo Rentaría, ahora con los Tigres de Detroit, sobre el joven torpedero cubano de los Bravos de Atlanta.

Sentado en el clubhouse del estadio Joker Marchant de Lakeland, Rentería tuvo más palabras de elogio para Escobar, de quien se convirtió en una suerte de tutor durante el año pasado.

“Tiene todas las herramientas, pero sin duda, lo mejor es su capacidad ofensiva. Este año podrá mostrar sus progresos en todos los aspectos del juego y logrará ejercer una gran atracción”.

“Además que tiene gran habilidad para batear en situaciones difíciles. Es un peligro cuando encuentra hombres en base’’, reiteró. Escobar ascendió a las Mayores el año pasado y en 94 partidos el habanero conectó para .326 (319-104) con .385 de porcentaje de embasamiento. Además disparó cinco jonrones y fletó 28 rayitas.

Para Rentería estos números van a ir incrementando con el tiempo. “Es asunto de tener paciencia con su evolución. En Atlanta el optimismo alrededor de su futuro es grande. Hay confianza en que pueda establecerse este año”.

“No le hace falta aprender nada. Sólo necesita adquirir más experiencia y conocer la liga’’, explicó.

Rentería, quien llegó a los Tigres en octubre, no sólo le dio consejos al cubano, sino que con su bateo avaló sus enseñanzas.

El colombiano conectó para .332, el mayor porcentaje de bateo en su carrera, quedando en el tercer lugar en ese departamento en la Liga Nacional.

Con los Tigres, con una alineación de mayor profundidad ofensiva, Rentería pudiera soñar con números más importantes.

Aún así, el barranquillero admitió que está pensando en otras cosas.

“Las expectativas que hay en este equipo y el favoritismo son ciertos.

Tiene para hacer cosas grandes. Ahora es cuestión de que hagamos el trabajo en el terreno y no haya lesiones’’, reconoció.

“Tenemos el equipo especialmente con la llegada de Miguel (Cabrera)’’, añadió.

Considerado uno de los peloteros más recordados en el sur de Florida por el hit decisivo en el séptimo juego de la primera Serie Mundial que ganaron los Marlins en 1997, Rentería aún recuerda ese momento.

“¿Cómo olvidarlo? Ha sido el momento más hermoso de mi carrera. Es el que más recuerdo. Es como el primer amor, nunca se olvida’’, manifestó.